Los fijos discontinuos del Barça contactan con TMB para una huelga conjunta

stop

Los comités de empresa de ambas entidades han iniciado contactos para dificultar el acceso de aficionados y trabajadores al Camp Nou el día del clásico

Trabajadores de TMB se manifiestan durante las La Mercè 2012 | EFE

28 de septiembre de 2012 (18:50 CET)

Los trabajadores fijos discontinuos del Barcelona pretenden hacerse oír para conseguir su cometido ante el club. Mientras los directivos del Camp Nou guardan silencio a la espera de llegar a un acuerdo con los empleados durante los próximos días, el Comité de Empresa sigue movilizándose en lo que podría ser la primera huelga de trabajadores de la historia del club. Sin ir más lejos, hoy mismo se han reunido con el Comité de Empresa del Metro de Barcelona (que también ha convocado un parón el día del clásico) con el objetivo de organizar una huelga conjunta y dificultar el acceso al Barça-Madrid del próximo 7 de octubre.

Los fijos discontinuos del club catalán pretenden manifestarse el domingo 7 de octubre en las puertas de acceso de los empleados del estadio (sólo hay tres). Con ello, pretenden impedir la entrada de cualquier trabajador, sea fijo o subcontratado, a partir de las 14.00 horas.

Por ahora, ambos comités –el del Barça y el de los Transportes Metropolitanos de Barcelona— sólo se han puesto en contacto sin llegar a un acuerdo, ya que la huelga del transporte público está programada de 9.19 a 12.19 horas, de 16.44 a 19.44 horas, de 21.50 a 00.50 horas y de 3.00 a 7.00 horas el mismo día del partido. Es decir, no se cumplirían los objetivos de los empleados azulgrana de dificultar, también, la llegada de toda persona que quiera acceder a trabajar al Camp Nou el día del Barça-Madrid, aunque estos horarios sí afectarían directamente a los aficionados.

Todo puede cambiar


Como informó Diario Gol, en el Barça están "preocupados" pero descartan llegar a un escenario de huelga. El martes, el Comité de Empresa del club se reunirá para tratar los puntos de la conciliación ante el Tribunal Laboral de Catalunya del próximo jueves. Sin embargo, ambas partes querrían resolver el conflicto antes del próximo 4 de octubre.

Por su parte, el Comité de Empresa del Metro se reúne el lunes por la mañana, puesto que tiene la conciliación el miércoles. Todo puede cambiar.

A falta de una semana, los trabajadores de las dos empresas están dispuestos a llegar a la huelga, siendo la conciliación el último recurso para poder evitarla. Si tampoco se llega a un acuerdo ante el Tribunal, ejercerán su derecho. Y el objetivo, ahora mismo, es hacerlo de manera conjunta.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad