Los fantasmas del Reyno casi cobran vida

stop

El Barça se impone a Osasuna con sufrimiento, gracias a los goles de Messi

27 de agosto de 2012 (13:02 CET)



La segunda jornada de la Primera División se antojaba "complicada" para el FC Barcelona, tal y como había avisado el entrenador del Barça, Tito Vilanova, en la previa del encuentro. El regreso a Pamplona recordaba viejos fantasmas de la temporada pasada, ya que allí se quedó buena parte de la liga que los azulgrana dejaron escapar en el último año de Pep Guardiola al frente del equipo. Aunque el susto estuvo cerca de volver a producirse, finalmente los goles de Leo Messi evitaron el tropiezo y dieron la victoria (1-2) al conjunto de Vilanova, que terminó expulsado.

El míster propuso un once basado en el habitual esquema del 4-3-3, dejando a Xavi en el banquillo para que jugase Cesc. También saltaron al campo Puyol y Cristian Tello, que no jugaron contra el Real Madrid, restando en el banco Mascherano y Pedro. Por su parte, Mendilíbar presentó una alineación ofensiva, en su línea, con Joseba Llorente como referente, al tiempo que comedida, consciente de los peligros del Barcelona, que ya le hizo 8 goles en el inicio de la campaña anterior.

El comienzo del partido no fue prometedor, precisamente, para los intereses del cuadro de Vilanova, ya que en el minuto 17 los 'rojillos' se adelantaban en el marcador gracias a un gol acrobático de Llorente, ante el que nada pudo hacer Víctor Valdés. Cabe decir que la posición del delantero era más que dudosa. Antes del gol, Tello estuvo a punto de mover el luminoso con un fuerte, raso y ajustado disparo que se estrelló contra el poste derecho. El extremo del filial, también tuvo el empate en sus botas, pero una mano prodigiosa de Andrés salvó su lanzamiento.

 

Iniesta asume galones, pero no atina

A partir de ese momento, Andrés Iniesta se hizo con las riendas del equipo. Movía el balón e, indirectamente, a sus compañeros, provocaba faltas y hasta tenía las ocasiones más claras de gol. La primera surgió en el '25, tras una buena jugada por banda derecha que terminó con la llegada del castellano por el centro, que disparó de cara a barraca  muy alto por un mal golpeo de balón. En el minuto 36, Iniesta se confabuló con Leo Messi, para hacer una jugada marca de la casa, que terminó con el remate del argentino. Nuevamente, detuvo el portero 'rojillo', Andrés. La última ocasión clara también fue para Iniesta. Sin embargo, todo lo que tenía de inspirado el de Fuentealbilla con el balón en los pies, lo tenía en contra a la hora de rematar. Su 'chut' volvió a irse alto.

Antes, Osasuna estuvo a punto de lograr el segundo. Fue una gran subida por banda del ex jugador del Barça Damià Abella, que terminó con un disparo de Llorente, que sacó Piqué lanzándose al suelo. En ese momento, el recuerdo del año pasado se apoderó del conjunto azulgrana. Sin embargo, no hubo más goles y el resultado al descanso era de 1-0 para los navarros.

 

El de siempre espanta a los fantasmas

Durante la segunda mitad, la broma de los fantasmas del Sadar estuvo a punto de convertirse en realidad. Osasuna, con las líneas de presión muy arriba, y haciendo un completo partidazo, puso en serios aprietos al FC Barcelona. Por tres veces el conjunto navarro estuvo a punto de hundir al Barça. En primer lugar, un lanzamiento de Sisi, que obligó a despejar a Víctor Valdés, y en el '65, un zambombazo de Lamah, que la 'Pantera' a duras penas pudo enviar a córner. La tercera fue todavía más clara, ya que el lanzamiento de Nino superó al guardameta, y solamente el palo evitó el desastre.

El técnico azulgrana reaccionaba dando entrada a Xavi y dejando a cuatro delanteros en el 'once': Tello, Pedro, Alexis y Messi. Pero el juego del Barça no acababa de fluir, y la tensión se apoderó del choque: Tito Vilanova fue expulsado en el minuto 70. A partir de ese momento, el segundo entrenador del Barça, Jordi Roura, asumió el mando. Entonces apareció el de siempre, Leo Messi, que pese a su flojo partido, fue capaz de darle la vuelta al encuentro en a penas cinco minutos. Eso que solo son capaces de hacer las grandes estrellas.

En el '75 llegó la igualada, tras una jugada muy trabada en que no se decidieron a chutar ni Pedro ni Alexis. Finalmente, el balón llegó a pies de Messi, que la empujó suave y a trompicones hasta el otro lado de la línea de gol. Solo cuatro minutos después llegaba el tanto de la victoria, al recibir un buen pase de Jordi Alba que fusiló el propio Messi desde el medio. Fue fundamental Villa (que entró por Tello), abriendo espacios con sus diagonales y arrastrando defensas. El partido no perdió tensión hasta el final, en que el colegiado añadió hasta 4:28 minutos. Pero el resultado permaneció intacto, con la segunda victoria de la temporada en el saco para el FC Barcelona.

 

Una remontada inédita en el Reyno

Un choque potentísimo, cargado de intensidad, donde los hombres de Mendilíbar tuvieron una actuación encomiable, y estuvieron a punto de tumbar a uno de los gigantes de la Liga. Sin embargo, los azulgrana se alzaron con una victoria justa, que debieron cerrar en la primera mitad. Curiosamente, fue en el primer tiempo donde llegaron las mejores ocasiones. En cambio, los goles cayeron en el segundo acto, pese a no brillar en exceso el cuadro de Vilanova. Con todo, el Barça marcó un nuevo registro, ya que jamás a lo largo de su historia había remontado un partido en el Reyno de Navarra, tras empezar perdiendo. La nota negativa la puso el capitán, Carles Puyol, que se fracturó el pómulo derecho y es duda para jugar contra el Madrid. 

En la próxima jornada liguera, los catalanes recibirián a uno de los huesos más duros de esta Liga, el Valencia comandado por el ex blaugrana Mauricio Pellegrino. Antes, tocará ir al Bernabéu a decidir la Supercopa de España (miércoles, 22:30 horas).

 

Ficha técnica

1 - Osasuna: Andrés Fernández; Marc Bertrán, Flaño, Arribas, Damià, Cejudo (Lolo, '79), Puñal, Raoul, Sisi (Timor, '76), Lamah y Llorente (Nino, '68).

2 - FC Barcelona:  Valdés; Alves, Puyol, Piqué, Alba; Busquets, Iniesta (Xavi, '69), Cesc (Pedro, '62); Alexis, Messi, Tello (Villa, '74). 

Goles: Llorente (1-0, '17), Messi (1-1, '75), Messi (1-2, '79).

Árbitro: César Muñiz Fernández (Colegio asturiano).

Estadio: El Reyno de Navarra (Pamplona). 15.691 espectadores.

 

Texto de Víctor Malo: @VMalo8 en Twitter

Síguenos en Twitter: @diarioGOLcom y en Facebook: Diario Gol

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad