Los entrenadores de básquet indignados ganan el partido al Departament d'Ensenyament

stop

El Parlament aprueba la modificación de la Ley 3/2008 del ejercicio de las profesiones del deporte

Tres entrenadores que se mostraron indignados con el marco de titulaciones antes de la reforma | Diario Gol

30 de abril de 2015 (21:55 CET)

Los entrenadores de baloncesto han ganado el partido más difícil. El Parlament de Catalunya aprobó este miércoles la modificación de la Ley 3/2008, del ejercicio de las profesiones del deporte. Esta reforma implica la adición de la disposición adicional sexta a la mentada ley que, entre otras cosas, prevé que los entrenadores que obtuvieron el título federativo desde el 15 de julio de 1999 hasta la actualidad no tendrán que regularizar su titulación.

La modificación ha obtenido 101 votos a favor (CiU, ERC, PSC, ICV-EUiA, CUP y una diputada no adscrita), 19 en contra (PP) y 8 abstenciones (Ciutadans).

Se trata de una grata noticia para los técnicos indignados, que llevaron a cabo varias movilizaciones bajo los lemas No Pay No Coach y Jo ja sóc entrenador a finales del año pasado, cuando fueron informados de que podían ser inhabilitados como entrenadores de baloncesto por no poseer una licencia profesional de entrenador. Esta normativa fue impulsada a finales de los 90 por el Departament d'Ensenyament de la Generalitat, pero nunca se habían aplicado sanciones hasta que a finales de año trascendió que llegarían en 2015.

Las protestas ocasionaron tal estruendo que la Generalitat decidió conceder una moratoria para estudiar la legislación y buscar una solución. Apenas cinco meses después de aquello, la Secretaria General de l'Esport ha aprobado la modificación de la Ley 3/2008. Esto significa que los entrenadores podrán seguir entrenando a nivel amateur como hasta ahora y que solamente estarán obligados a sacarse el título profesional los que aspiren a niveles más elevados.

El presidente de la FCBQ celebra la buena nueva

La queja generalizada de los técnicos, además de las elevadas tasas que tenían que pagar, venía porque consideraban que no tenía sentido que todos los entrenadores se profesionalizasen cuando, en muchos casos, no se ganan la vida con el baloncesto y entrenan a niños por pura vocación.

La Generalitat asegura que "con esta modificación se puede constatar que la problemática de los entrenadores de baloncesto ha llegado a una solución". También se ha pronunciado al respecto el presidente de la Federación Catalana de Baloncesto (FCBQ), Joan Fa: "Hoy es un día de celebración para el baloncesto catalán porque después de un año dando a conocer la problemática de los entrenadores, al fin hemos llegado a una solución válida para ellos, que les puede ofrecer la tranquilidad que tanto se merecen a la hora de ejercer su labor".  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad