Los Bryan dan vida a Estados Unidos

stop

España, con Marcel Granollers lesionado, pierde el dobles y todavía necesita un punta para alcanzar la final

Marcel Granollers y Marc López en un lance del juego | EFE

15 de septiembre de 2012 (18:15 CET)

España todavía tiene que sufrir para alcanzar la final de la Copa Davis. Los gemelos Bryan, la mejor pareja de dobles del mundo, derrotaron este sábado a Marcel Granollers y Marc López en los dobles por 6-3, 3-6, 7-5 y 7-5 en tres horas y 38 minutos. El partido estuvo condicionado por la lesión muscular de Granollers.

El partido de dobles fue un partido extraño. Un partido con dos fases distintas. Hasta el tercer juego del segundo set y a partir de entonces. En el primer tramo, los hermanos Bryan superaron con bastante suficiencia a Granollers y López en el primer set, en apenas 29 minutos, gracias a su dominio de la pista. Después, la pareja española encadenó tres juegos.

Nueve bolas de break

El tercer juego del segundo set marcó el desenlace del partido. Granollers y López superaron hasta nueve bolas de break, pero el primero acabó cojeando, con fuertes dolores en el sóleo de la pierna izquierda. La cara delataba a Granollers. Expresaba dolor y mucho sufrimiento.

El partido se reanudó en Gijón. Granollers no podía flexionar y buscaba golpes ganadores. López, con una gran movilidad y una derecha letal, se multiplicaba por la pista para auxiliar a sus compañeros. Y los hermanos Bryan no sabían cómo actuar ante un rival muy mermado por sus problemas musculares. El desenlace de la segunda manga resultó sorprendente: victoria de la pareja española por 6-3.

Buen servicio

Granollers y López se habían metido en el partido de forma épica y los hermanos Bryan parecían descolocados, pero poco a poco se entonaron otra vez, sustentando la victoria final en su buen servicio. Hacía mucho que no sufrían tanto, pero acabaron ganando a la mermada pareja española y sumaron el primer punto para Estados Unidos. España, el domingo, tendrá dos oportunidades para sentenciar el pase a la final. Ferrer o Almagro deben sentenciar.

"Ha sido un partido muy extraño porque no esperábamos el contratiempo de Granollers. Ha habido un momento que me ha dicho que no podía continuar, pero las ganas y la igualdad del marcador explican que haya continuado en pista", comentó Àlex Corretja, capitán español, al acabar el partido. "Lo hemos dado todo, pero el tenis no ha sido justo con Granollers, que ha hecho un esfuerzo increíble", lamentó López. "Quise intentarlo hasta el final y quiero agradecer a Marc la paciencia que ha tenido. Ha sido una lástima", sentenció Granollers.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad