Los banquillos del Camp Nou recrean las butacas vip de los cines

stop

El aforo para los suplentes del Barça es menor que el de los reservas del Madrid en el Bernabéu, que tiene asientos de deportivo

Gerard Mateo

Los técnicos de Barça y Real Madrid, Luis Enrique y Ancelotti, sentados en los banquillos del Camp Nou y del Bernabéu
Los técnicos de Barça y Real Madrid, Luis Enrique y Ancelotti, sentados en los banquillos del Camp Nou y del Bernabéu

21 de marzo de 2015 (00:00 CET)

Huele a clásico. Luis Enrique y Carlo Ancelotti tienen claras las alineaciones titulares, pero la participación de los suplentes se antoja imprescindible para el devenir del partido. Los reservas aguardarán la oportunidad sentados en butacas de cine, a la espera de convertirse en protagonistas de la producción más vista del mundo. Los banquillos del Camp Nou, curiosamente, tienen menos capacidad que los del Santiago Bernabéu. Cuestión de gustos.

Los banquillos del Camp Nou tienen 32 asientos (15 butacas para cada equipo repartidas en dos filas, y dos solitarias, para los delegados de campo), de color azul, decorados con el emblema de la institución en el respaldo y coronados por el logotipo de Qatar Airways en el reposacabezas. Es uno de los activos que incluyeron el club y la aerolínea en el contrato de patrocinio. Son asientos como los instalados en las zonas vip de los cines, con el brazo pensado para apoyar bebidas, ergonómicos y con un respaldo de 56 centímetros de ancho.

Más de 20 años

Los butacones de los reservas en el feudo azulgrana son un producto de la empresa catalana Figueras. Parecen mucho más confortables a la vista que las incómodas y obsoletas sillas de la tribuna de prensa, instaladas (1994) en la época de Núñez. Los banquillos del Camp Nou son un valor añadido para la compañía, aunque se cambian mucho menos que las sillas que los ultras arrancan en las gradas de otros recintos deportivos en los que opera la misma firma.

Los suplentes, asimismo, están protegidos por una marquesina que elaboró Talleres R. Ballesté (hoy, Estructuras Metálicas Baix Llobregat) durante un mes, a partir de los planos del arquitecto del Barça, a mediados de la década de 1990. Coincidió con el hundimiento del terreno de juego que ideó el expresidente José Luis Núñez para ampliar el aforo, con Johan Cruyff como técnico del primer equipo de fútbol.

Derecho contractual

El Madrid también va a la vanguardia en el diseño de los banquillos. El club madridista echa mano de la tecnología alemana para acomodar a sus futbolistas reserva. Audi, patrocinador de la institución desde 2003, tiene el derecho contractual del uso de marca en las butacas de los jugadores desde la temporada 2011-12. La marca de automoción ha creado, en comunión con Recaro, adaptaciones de los asientos de su gama más deportiva de coches para instalarlos en el Bernabéu. No posee, de momento, el mismo derecho en el Barça, a quien también patrocina.

Audi instaló 47 asientos (22 por equipo en dos filas, y tres para delegados) para los suplentes en el Bernabéu, 15 más que los que tiene el Camp Nou. Están fabricados con PVC para uso marítimo, un material que resiste las inclemencias del tiempo. Son regulables, ergonómicos y disponen de calefacción propia en cojín y respaldo. Los aros de la compañía automotriz destacan en blanco sobre el tejido negro del cabezal. Lo mismo ocurre con el escudo del Real Madrid CF. Sólo los jugadores saben dónde están más cómodos.