Los bancos se rifan a Cristiano Ronaldo

stop

El mejor jugador del Real Madrid escucha las ofertas de las entidades financieras tras terminar el vínculo con el BES

Cristiano Ronaldo, para el BES, ante el edificio central del Julius Baer Bank de Suiza

15 de abril de 2015 (00:00 CET)

La alineación planetaria vuelve a favorecer a Cristiano Ronaldo. El jugador franquicia del Real Madrid CF parece que ha recuperado la mejor versión después de un inicio de 2015 aciago, que coincidió con su separación de la modelo Irina Shayk. Libre como el corazón de CR7 está su cartera de patrocinadores en la categoría de entidades financieras. Los bancos se rifan al astro conocedores de que el balón de oro terminó el vínculo con Banco Espírito Santo (BES) a finales del año pasado, después de una década de relación satisfactoria fraccionada en contratos cuya extensión oscilaba entre dos y tres temporadas.

Cristiano escucha ofertas y su círculo íntimo tiene avanzadas las negociaciones con una entidad suiza. Firmará un contrato parecido al último que rubricó con el BES, luego Novo Banco, la mitad buena de las dos en las que se dividió la matriz por el colapso sufrido. CR7 se convertirá en la imagen del banco helvético a razón de un millón de euros anual, aproximadamente, si los contactos llegan a buen puerto. Hay, al menos, tres financieras interesadas.

Éxito asegurado

Es habitual que los bancos fichen a deportistas de élite para lavar su imagen, asociándola a los valores del contratado, y para dar un impulso a sus productos financieros. Es reseñable que los particulares confiaron 5.000 millones de euros al BES en los productos con la imagen de Cristiano, una quinta parte de los recursos que los clientes dejaron en la entidad. En esta tesitura se mueven, según Marca, un Merchan Bank de Middle East, Credit Swiss y Julius Baer Bank, que encabeza las negociaciones para hacerse con el futbolista.

El Julius Baer, banca privada de suiza fundada en 1890, ha registrado un crecimiento destacado en los últimos años y en los últimos meses. Los responsables de la entidad negocian con Cristiano para dar un nuevo empujón global a sus productos. El Julius Baer opera en la banca privada de España desde verano de 2013, después de la compra de Merrill Lynch, y busca la captación de nuevos clientes a través del deporte elitista. CR7 es la punta de la lanza.

Imagen del deporte

Dos son las apuestas de patrocinio deportivo del Julius Baer. El banco es patrocinador global de la Fórmula E, el campeonato de coches eléctricos, y, desde 2006, está muy ligado al polo, a través del apoyo económico o con la participación de un equipo propio.