Los aficionados del Zenit se oponen al fichaje de jugadores negros y homosexuales

stop

El club de San Petersburgo, tercero de Rusia y eliminado de la Champions, condena el comunicado de sus hinchas más radicales

Hulk, en un partido del Zenit / Archivo

17 de diciembre de 2012 (18:00 CET)

El fútbol se ha profesionalizado en Rusia. Los clubes son mucho más rigurosos en el cumplimiento de sus obligaciones, básicamente en el pago de sus futbolistas, pero el racismo sigue siendo una lacra por eliminar. El último capítulo xenófobo lo han protagonizado los aficionados del Zenit, actual campeón de la liga rusa, que han publicado un manifiesto en el que expresan su oposición al fichaje de futbolistas de raza negra y homosexuales.

"No somos racistas, pero la ausencia de futbolistas negros en la plantilla del Zenit es una importante tradición que refuerza la identidad del club", se puede leer en el manifiesto 'selección.12' colgado este lunes en la web Landskrona (fortaleza en sueco). "El club más norteño de las grandes ciudades europeas, nunca tuvo vínculos con África, ni con América Latina, Australia u Oceanía. No tenemos nada en contra de los habitantes de estos y otros continentes, pero queremos que en el Zenit jueguen, sobre todo, futbolistas afines en espíritu y mentalidad", se añade en la nota.

Los más agresivos y extremistas

El Zenit, actualmente, cuenta con tres jugadores negros: el delantero brasileño Hulk, el centrocampista belga Witsel y el defensa portugués Alves. Los aficionados del equipo de San Petersburgo, considerados los más agresivos y extremistas del fútbol ruso, también denuncian que "ahora le estan imponiendo futbolistas negros casi por la fuerza al Zenit y esto causa una reacción negativa". Asimismo, reflejan en la nota que están "en contra de que en la plantilla del Zenit jueguen representantes de las minorias sexuales".

El club, tercero en la liga rusa y eliminado de la Champions, expresó inmediatamente su rechazo a las posturas de sus aficionados más radicales. En un comunicado, el Zenit destaca: "Queremos recordar que los futbolistas recalan en nuestro equipo por sus cualidad y logros deportivos, no por su procedencia étnica o el color de su piel". "La política del Zenit está dirigida al desarrollo e integración en la comunidad futbolística mundial y no respalda posturas arcaicas. La lucha contra diferentes clases de intolerancia es el único principio de desarrollo de nuestro club, del fútbol y del deporte en todo el mundo", añade la nota del Zenit.

Los postulados de los aficionados radicales del Zenit chocan frontalmente con los valores de la FIFA y la UEFA. Antes de cada partido de la Champions, el máximo organismo europeo pide la máxima tolerancia con los seguidores rivales y anuncia que perseguirá cualquier actitud racista o sexista.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad