Los accionistas del Espanyol deciden el futuro del club en su 'día D'

stop

Joan Collet se presenta como claro favorito al reunir en torno al 45% de los apoyos

Pantallazo del debate a tres del pasado viernes en Esport3

18 de noviembre de 2012 (18:47 CET)

El Espanyol vivió su particular jornada de reflexión antes de la trascendental Junta General de Accionistas que tendrá lugar este lunes, el 'día D' en la historia moderna del espanyolismo en el que se elegirá entre Joan Collet, Sergio Oliveró y Arnau Baqué al 27º presidente de su historia y los nuevos miembros del Consejo de Administración del club.

La Junta se celebrará a partir de las 18.00 horas, en primera convocatoria, en la Fira de Cornellà, siendo muy poco probable que sea necesaria una segunda, que se produciría el martes. El orden del día arranca con un informe del presidente Ramón Condal. Le seguirá el examen y la aprobación, si es que finalmente es así, de las Cuentas Anuales, así como de la gestión del Consejo durante el ejercicio social cerrado el pasado 30 de junio de 2012.

La apertura de puertas de la instalación será a las 15 horas, tres horas antes del inicio de la Junta y el acceso estará limitado exclusivamente a accionistas, y estos tendrán que presentar su DNI y la tarjeta de asistencia, de representación y de delegación de voto. En el espacio se ha ubicado además una sala de prensa de 250 metros cuadrados, así como otras tres áreas de 20 metros cuadrados para uso privado de cada candidatura.

Collet, favorito con un 45% de acciones


El actual consejero delegado del club, Joan Collet, parte como favorito en las elecciones ya que cuenta con el apoyo de los grandes accionistas del club, entre ellos Ramón Condal y el expresidente Daniel Sánchez Llibre. El porcentaje de participaciones que controla podría rondar el 45%, lo que le convertiría en el ganador virtual.
Su gran rival en la carrera electoral es Sergio Oliveró, hasta ahora vicepresidente económico. El empresario se ha definido como la opción "rupturista" y busca una participación masiva en el proceso, apelando al accionista de base además de tener grandes respaldos, para decantar la balanza a su favor.

Finalmente, Arnau Baqué controlaría entre un uno y un dos por ciento del pastel accionarial y su presencial en los comicios es meramente testimonial. Este abogado, de 29 años, no ha querido pactar con Oliveró y se presenta como la vía para desligarse totalmente del pasado a nivel de directiva.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad