Los accidentes aéreos que sacudieron al mundo del deporte

stop

Manchester, Torino y Zambia ya vieron perder a grandes campeones a bordo de un avión

El Torino FC de 1949 y el Manchester United de 1958

10 de marzo de 2015 (23:50 CET)

La muerte de Camille Muffat, Florence Arthaud y Alexis Vastine en Argentina por un accidente de helicóptero ha conmocionado el mundo del deporte. Una oleada de solidaridad y sorpresa ha invadido las redes sociales y los principales medios de comunicación del mundo. Sin embargo, no es la primera tragedia de estas características que castiga a ilustres deportistas.

En 1949, el mejor equipo de fútbol de Italia se estrelló contra la Basílica de Superga, en las afueras de Turín. El Torino FC, campeón de las anteriores cinco ligas, volvía de disputar un amistoso contra el Benfica cuando se encontró con una densa niebla que imposibilitaba la visibilidad. En el choque fallecieron 18 futbolistas del equipo grana. Sólo sobrevivieron tres, aquellos que no viajaron con el equipo. Entre ellos se encontraba Ladislao Kubala, futura estrella del FC Barcelona, que estaba a prueba en el equipo italiano. Debía viajar a Portugal pero fue baja por un desencuentro de última hora con el conjunto turinés.

El origen de grandes equipos

Tras clasificarse para las semifinales de la Copa de Europa de 1958, el Manchester United partía desde Múnich cuando su vuelo colisionó contra el aeropuerto de Munich-Riem. El avión no tomó la altura suficiente debido al aguanieve que inundaba la pista y fallecieron ocho futbolistas y varios miembros del cuerpo técnico. Entre los supervivientes se encontraba sir. Bobby Charlton, pieza angular de la reconstrucción del conjunto y ganador del Balón de Oro en 1966.

El tercer accidente aéreo tristemente recordado por los aficionados al fútbol es el de la selección de Zambia en 1993. Después de ganar por 3-0 a Isla Mauricio en un partido de la primera fase de la Copa de África su avión cayó al Océano Atlántico sin dejar supervivientes. 18 futbolistas fallecieron, y sólo se salvaron los que jugaban en clubes europeos, que volvieron por su cuenta. En 2012 el equipo zambiano ganó la máxima competición continental y dedicó el triunfo a los fallecidos 19 años atrás.

A modo de curiosidad, en el incidente falleció Godfrey Chitalu, futbolista que saltó a la primera línea mediática en 2013 cuando algunos medios de Madrid le atribuyeron el honor de ser el máximo goleador de la historia en un año natural.

No sólo en el mundo del fútbol

Lejos del fútbol, el accidente aéreo más recreado es el que tuvo lugar en 1972 el vuelo 571 de la Fuerza Aérea Uruguaya en la cordillera de los Andes. En la nave viajaba el equipo uruguayo de rugby 'Old Christians', que ha protagonizado un enorme número de libros y películas. Solamente sobrevivieron 27 personas, que fueron rescatadas 72 días después.

Peor suerte corrieron el equipo olímpico de boxeo de Estados Unidos en 1980 y el de patinaje artístico en 1961. En 1961 y cuando acudían a disputar el campeonato del Mundo de Praga, el avión que transportaba a los 18 pasajeros del conjunto estadounidense de patinaje se estrelló en Bruselas. Lo mismo sucedió 20 años después con sus homónimos boxeadores, en este caso en Varsovia.

También falleció en un accidente aéreo, en este caso de helicóptero,  uno de los pilotos de rallyes más conocidos del momento: Colin McRae. En 2007, el campeón del mundo de 1995 se encontraba sobrevolando junto con su hijo su casa de Escocia cuando chocó contra un árbol.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad