Lewis Hamilton gana en Melbourne y Carlos Sainz logra una meritoria novena plaza

stop

El español supera un error de sus mecánicos en los boxes y McLaren inicia el Mundial con una actuación horrorosa

Lewis Hamilton no quiere a Fernando Alonso en McLaren

15 de marzo de 2015 (09:43 CET)

El Mundial de Fórmula 1 comenzó como terminó el anterior, con claro dominio de Mercedes. Lewis Hamilton ganó el Gran Premio de Australia y su compañero Nico Rosberg fue segundo. Ferrari, en cambio, inicia el nuevo curso con mejores sensaciones y celebró la tercera plaza de Sebastian Vettel. Su mejoría contrastó con la caída de McLaren. Jenson Button entró en meta 57 segundo después del español Carlos Sainz, que sumó los primeros puntos en su debut.

Sainz acabó noveno en una carrera que se complicó por un fallo en boxes. Una tuerca en la rueda trasera de su Toro Rosso se encasquilló y los mecánicos tardaron mucho en cambiar el neumático. "Es una pena, pero unas veces falla el equipo y otras veces fallaré yo. El noveno puesto no está tan mal", manifestó Sainz en Albert Park.

La carrera perfecta del líder

Más contento estaba Hamilton. El británico ganó en un Gran Premio casi perfecto. "Ha sido una carrera impecable. La tasa del éxito fue del 100%", dijo el piloto de Mercedes.

Rosberg y Vettel completaron el primer podio de la temporada. Felipe Massa fue cuarto y Luiz Felipe Nasr, quinto. Sainz, noveno, superó a Sergio Pérez y Jenson Button, undécimo, en una carrera que abre muchos interrogantes en McLaren.