Las obras del nuevo estadio del Valencia seguirán paradas de manera indefinida

stop

Bankia rompe el acuerdo con el club y alega que se han incumplido ciertos compromisos urbanísticos

El presidente del club | Valenciacf.com

21 de septiembre de 2012 (11:17 CET)

El balón de oxígeno del Valencia que garantizaba la construcción del nuevo estadio se ha desinflado después de que Bankia haya roto el acuerdo financiero con el club al considerar que "no se han cumplido" las condiciones establecidas.

Así se lo ha trasladado la entidad al equipo que preside Manuel Llorente apenas diez meses depués de que llegaran a un acuerdo por el que Newcoval --participada al 50% por Bankia Habitat y la inmobiliaria Aedifica-- se quedaría con los activos inmobiliarios del Valencia CF y se liquidaba la deuda bancaria de 250 millones.

Según lo pactado, el pasado 21 de agosto deberían haberse cerrado "una serie de compromisos urbanísticos" que, a juicio de Bankia, finalmente no se han cumplido. "Ha habido compromisos y actuaciones del Ayuntamiento de Valencia y del Consell, todo el mundo ha hecho esfuerzos, pero no se ha llegado donde se tenía que haber llegado", explican fuentes de la entidad. Con esta decisión, la solución a la deuda que arrastra el Valencia, "al final no ha salido" y habrá que estudiar las otras alternativas que presente el club.

Estudiar otras vías


Bankia queda ahora "a la expectativa" de los pasos que dé el Valencia CF. "Hay que ver qué salidas hay, no es sólo acabar el estadio", insisten desde la entidad, a lo que el club responde que "ha cumplido escrupulosamente todos sus compromisos contraídos con Newcoval".

A principios de diciembre de 2011, el Valencia CF alcanzó un acuerdo con Bankia que permitía reanudar las obras del nuevo estadio y tenerlas finalizadas en un plazo estimado de dos años, un trato en el que el club se aseguraba "una financiación a medio plazo en condiciones de mercado y ajustada a sus actuales niveles de ingresos".

Llorente, calificó entonces ese pacto como "un hito histórico" y subrayó que las dos premisas que habían permitido cerrar el acuerdo por el que la entidad financiera se haría cargo del antiguo Mestalla habían sido la solvencia del club, a través de sus activos patrimoniales, y "el compromiso de Bankia con Valencia".

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad