Las obras de La Peineta, futuro estadio del Atlético, se retrasan un año

stop

El diario 'As' desmiente con contundencia la información publicada por 'Mundo Deportivo' sobre la paralización de la actividad de FCC

Las obras del estadio de La Peineta | FCC

05 de noviembre de 2014 (21:56 CET)

Las obras de la Peineta se retrasarán, al menos, un año. La constructora, Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), ha alcanzado un acuerdo pacífico con el Atlético de Madrid para demorar la actividad de la compañía. Los motivos son variados: la crisis económica, la falta de urbanización y acondicionamiento de los aledaños del estadio... El caso es que la idea era estrenar el nuevo campo en la temporada 2016-17 y no podrá ser.

El diario As ha publicado esta información para hacer un contundente desmentido a la información avanzada por Mundo Deportivo, que aseguró que las obras de la Peineta se habían paralizado. 'As' insiste en que no se ha parado nada, que sigue habiendo actividad y que simplemente se ha cerrado un pacto para demorarlas.

El desmentido de 'As' a 'Mundo Deportivo'

"Mundo Deportivo había publicado que que FCC había decidido paralizar las obras de construcción del estadio porque quería renegociar el acuerdo que firmó con el club rojiblanco hace ya seis años. Sin embargo, fuentes del club negaron que se haya producido ese parón, aunque reconoce que los trabajos se ralentizarán para adecuarse al nuevo plazo", expone el diario As para comenzar su argumentación.

El rotativo madrileño prosigue con los motivos del retraso: "Una de las razones para la demora es que el club rojiblanco llegó al convencimiento de que para agosto de 2016 no estaría urbanizado y acondicionado el entorno del estadio, lo cual constituía un grave impedimiento para el acceso de sus aficionados. La otra, que FCC solicitó el aplazamiento porque los aprovechamientos de la operación Mahou-Calderón han bajado de precio en una coyuntura especialmente adversa para las constructoras con motivo de la grave crisis económica. De ahí que le resultara conveniente adecuar el ritmo de los trabajos a la nueva situación".

"El Mundo Deportivo explicaba que la paralización obedece al cambio de circunstancias en la operación Mahou-Calderón. Los antiguos terrenos de la fábrica de cerveza iban a ser destinados a la construcción de varias torres por parte de FCC, que a cambio se comprometía a asumir la construcción del estadio, pero el permiso está aún en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que deberá decidir si el proyecto contraviene la legislación", sentencia el As.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad