Las negociaciones entre Bankia y Lim generan crispación en Valencia

stop

Mil afectados por hipotecas del banco amenazan con denunciar el acuerdo con el nuevo dueño del club, que todavía no se ha firmado

El magnate Peter Lim, nuevo propietario del Valencia

08 de octubre de 2014 (21:36 CET)

La tensión por la venta del Valencia CF a Peter Lim no da tregua. En esta ocasión han quedado a un lado las duras negociaciones entre Bankia y Meriton, la empresa de Lim, para dar paso a una corriente de protestas encabezadas por "más de 1.000 preferentistas y afectados por las hipotecas de Bankia" –según se desprende del comunicado emitido– que amenazan con emprender acciones legales contra el banco.

Este grupo de clientes de Bankia avisa que utilizará la vía penal para denunciar al banco nacionalizado por ofrecer al Valencia unas condiciones muy distintas de las que ofrece a otros clientes del banco que se dividen en dos modalidades: los que tienen problemas para pagar las hipotecas de préstamo bancario y los afectados por las famosas participaciones preferentes que tanta factura han pasado al banco.

Todavía falta la firma

Desde Bankia han optado por la prudencia a la hora de hablar sobre este asunto: "No tenemos nada que decir. Nuestra misión es recuperar el dinero que nos deben. Tanto el Valencia, como cualquier otro deudor". En este sentido, Bankia reivindica que tampoco le perdonará ni un céntimo al club valenciano, cuya deuda ronda los 320 millones de euros. Del mismo modo, parece quitarle importancia al asunto.

La realidad es que el acuerdo entre Bankia y Mertion todavía no está firmado y, por tanto, sería imposible denunciar el acuerdo en estos momentos. Otro asunto es que, cuando se firme, se pueda reclamar a una entidad bancaria que tiene libertad de actuación con sus distintos clientes, teniendo en cuenta, además, que una deuda de 300 millones con un club de fútbol, es muy distinta a una de un particular.

Los números, al descubierto

En el comunicado, los afectados aseguran que "Bankia perdona 60 millones de euros" al Valencia. Sin embargo, según ha podido saber Diario Gol, hay un acuerdo –todavía sin firmar– para que Lim devuelva 56 millones de la deuda condicionados a que el club obtenga un EBITDA bruto positivo durante los 10 próximos años.

Bankia pretende recuperarlo todo, por este motivo se han alargado tanto las negociaciones con la empresa de Lim. Ahí va el resto: 155 millones correspondientes al Nuevo Mestalla que se han refinanciado a 15 años. Otros 19 millones refinanciados a 12 años. Y, además, la parte correspondiente a la deuda de la Fundación VCF, de la que Bankia cobrará 22 millones en efectivo y los otros 72 millones a corto plazo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad