Las futbolistas retiran la demanda contra la FIFA por jugar el Mundial en césped artificial

stop

Las deportistas argumentan que el tiempo corre en su contra, pero vaticinan que este proceso será un punto de inflexión para el balompié femenino

La futbolista Abby Wambach (Estados Unidos)

22 de enero de 2015 (10:44 CET)

La FIFA ha ganado la última batalla, pero el conflicto sigue abierto. Las futbolistas han retirado la demanda que pusieron contra el ente rector y la Federación Canadiense por decidir que tienen que jugar el Mundial sobre césped artificial. El tiempo jugaba en su contra –el torneo se disputa en junio en Canadá—, pero consideran que este proceso marcará un antes y un después para el balompié femenino.

La jugadora Abby Wambach (Estados Unidos) ha explicado el retiro de la denuncia en un comunicado en nombre de las demandantes: "Nuestra acción legal ha terminado, pero tengo la esperanza de que la voluntad de las jugadoras para combatir un terreno de juego discriminatorio marque el comienzo de más acciones que aseguren un trato justo para el deporte femenino". La FIFA se ha limitado a destacar "el entusiasmo" de las futbolistas "por hacer grande el campeonato".

El abogado de las deportistas, Hampton Dellinger, ha explicado que la FIFA y la federación canadiense han amenazado con suspender a las futbolistas. Ellas, no obstante, consideran que sus presiones han surtido algo de efecto: el organismo mundial cambiará la superficie del estadio de la final –seguirá siendo artificial— e implantará la tecnología de la línea de gol para evitar los goles fantasma.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad