Las estrellas del Real Madrid acaban mal con Florentino

stop

Hierro, Raúl y Casillas son tres claros ejemplos de futbolistas que nunca tuvieron una buena sintonía con el presidente

Casillas, Hierro, Florentino Pérez y Raúl

11 de julio de 2015 (18:21 CET)

Florentino Pérez tira de talonario para fichar a los mejores futbolistas, pero el presidente del Real Madrid nunca ha tenido una buena sintonía con los mitos del madridismo. Con Iker Casillas, su relación ha sido muy tensa. Igual que con Raúl y Fernando Hierro, otros símbolos del club que no tuvieron una buena despedida. Tampoco la tuvo Vicente del Bosque, al que acusaron de ser muy clásico.

Casillas se va del Madrid harto de Florentino y de sus métodos, convencido de que el presidente es el gran responsable de la actual división de la afición madridista. Sus problemas comenzaron con José Mourinho, pero la marcha del técnico portugués no tuvo el efecto balsámico deseado. Ahora, tras unas largas y difíciles negociaciones, Iker ha rescindido su contrato, que finalizaba en 2017. El club asumirá el pago de unos 14 millones de euros. Con el Madrid ha ganado 18 títulos. Entre ellos, tres Champions y cinco Ligas.

El gran emblema

El otro gran emblema del madridismo de los últimos años, Raúl González, tampoco tuvo un final feliz en el Bernabéu. En verano de 2010 fichó por el Schalke 04 tras firmar, dos años antes, un contrato vitalicio. En su última temporada, apenas fue titular en 13 partidos, pero conservó el dorsal número 7 que heredó Cristiano Ronaldo.

Raúl fue el jugador franquicia del Madrid durante una década. Debutó en Zaragoza con 17 años y su ascenso fue meteórico. Con la zamarra blanca ganó tres Copas de Europa y seis Ligas, entre otros títulos. Jugó 741 partidos.

Figo se va

Menos talentoso, pero futbolista muy respetado por su jerarquía fue Fernando Hierro. Con cinco Ligas, tres Champions y dos Intercontinentales, el futbolista andaluz también chocó con Florentino. Jugó 601 partidos y marcó 127 goles. En 2003 quería seguir dos años más en el Bernabéu, pero acabó emigrando a Catar.

Figo, el primer fichaje mediático de Florentino, retrata perfectamente la relación del dirigente con sus estrellas. El presidente de ACS pagó 60 millones de euros al Barça por el delantero portugués en una operación que, a principios del siglo XXI, simbolizó el ascenso del Madrid y la caída del gran rival. Cinco años después, Figo se desvinculó del Madrid cuando todavía le quedaba un año de contrato. Ficho por el Inter de Milán.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad