Las asistencias de Ricky Rubio brillan en el 'Rising All Star'

stop

El base español necesita 15 minutos para deslumbrar

16 de febrero de 2013 (11:20 CET)

El base español de Minnesota Timberwolves, Ricky Rubio, realizó una gran actuación en el Rising All Star, partido de las estrellas emergentes de la liga americana que abría el All Star Weekend que se disputa este fin de semana en Houston.

Ricky sólo jugó 15 minutos, el que menos tiempo estuvo en pista de su equipo, debido a su proceso de recuperación, pero lo hizo partiendo de titular en el equipo de Charles Barckley. El español repartió juego y espectáculo, consiguiendo 10 asistencias y cinco puntos.

Hora de lucirse

Los hombres de Barckley se impusieron a los dirigidos por Shaquille O'Neal (163-135), pero lo de menos era la puntuación. Rubio demostró que se encontraba cómodo en partidos como el de este sábado y que tiene la magia del baloncesto en sus manos. El español aportó al show una asistencia por debajo de las piernas y otra a tablero para que Faried matara a canasta, recoge Europa Press.

Fue una de las grandes imágenes del encuentro, gracias a las cuales Faried acabó proclamado como MVP con 40 puntos y 10 rebotes. Otro de los grandes momentos fue el duelo entre Irving y Knight, al más puro estilo baloncesto callejero, cuando el partido estaba completamente sentenciado para los de Chuck.

Concurso de mates

Los últimos minutos, como suele ser habitual, se transformaron en un concurso de mates improvisado que le valieron a Faried para demostrar que quiere dar guerra este año en Houston.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad