Las acciones del Dortmund resisten el adiós de Klopp

stop

El valor de los bonos de la institución cae en picado tras conocerse la noticia, pero se recupera a lo largo de la jornada

Gerard Mateo

Jürgen Klopp, en el momento del anuncio de su adiós del Dortmund, y la caída en Bolsa de las acciones del club
Jürgen Klopp, en el momento del anuncio de su adiós del Dortmund, y la caída en Bolsa de las acciones del club

15 de abril de 2015 (23:37 CET)

Susto e incertidumbre. El anuncio de la marcha de Klopp publicado por Bild ha provocado el desplome de las acciones del Dortmund a primera hora del miércoles. El precio de los bonos ha sufrido otra recaída cuando el BVB ha confirmado la noticia, pero ha evolucionado de forma positiva con las explicaciones del entrenador y hasta el cierre de la sesión bursátil. Los inversores entienden, tras la inestabilidad inicial, que la renovación del cuerpo técnico será positiva para la entidad de Renania del Norte-Westfalia.

La temporada del Dortmund es una montaña rusa. También sus acciones. El precio de las obligaciones alcanzó su máximo histórico en julio de 2014, 5 euros, tras la venta de un paquete de bonos a la farmacéutica Evonik y a la espera de la apertura de la primera oficina del club en Japón. El valor de las acciones, sin embargo, se desplomó en octubre hasta los 3,9 euros con el nefasto inicio del equipo en la Bundesliga.

Los bonos han caído un poco más en el último mes, pero se mantienen relativamente estables sobre los 3,6 euros. El adiós de Klopp ha alterado la tranquilidad de los accionistas del índice DAX.

Futuro optimista

Las acciones del Dortmund comenzaron la sesión del miércoles a 3,6 euros, pero cayeron hasta los 3,41 euros a las 11:30 horas, cuando la noticia tuvo mayor repercusión en los medios de todo el mundo. Los bonos recuperaron fuerza con el transcurso de la jornada, llegando a los 3,49 euros a las 13:24 horas, antes de la confirmación de la rescisión de contrato de Klopp a final de temporada. En este instante, los títulos de la entidad reflejaron un nuevo bajón (3,45 euros), el último hasta el cierre de la sesión (3,55 euros), que ha registrado una ligera recuperación.

Los entendidos del mercado bursátil aceptan el comportamiento de los inversores en el caso Klopp. Hay estudios que confirman que las acciones de los clubes suben cuando despiden al entrenador, pero bajan cuando éste dimite. En este caso, los accionistas entienden que la salida del técnico a final de temporada, por petición propia, es lo mejor para la institución. Las explicaciones del mismo Klopp ("es lo mejor para la entidad" y "no hay una causa ajena, ningún jugador o factor que me haga dimitir") han aportado ese plus de tranquilidad a los inversores.

Evonik y Puma

La reacción de los inversores del Dortmund contrasta con la variación del precio de los bonos de los otros grandes accionistas de la institución balompédica. Las obligaciones de Evonik, poseedora del 9% del club, no sufrieron alteraciones destacadas a lo largo de la jornada. Comenzaron la sesión a 35,43 euros y la cerraron a 35,55 euros. Puma, sin embargo, registró la mejor sesión de los últimos seis meses. Las acciones de la multinacional de equipamiento deportivo y patrocinador personal de Klopp cerraron con un valor de 193,8 euros, casi ocho euros más que el día anterior.