Las acciones de Puma se revalorizan por el efecto Klopp

stop

Los bonos de la multinacional de equipamiento deportivo registran el mayor precio en seis meses coincidiendo con el baile de entrenadores

El técnico del Dortmund, Jürgen Klopp, equipado con la ropa de Puma | EFE

16 de abril de 2015 (19:03 CET)

Jürgen Klopp es uno de los técnicos más apetecibles del mundo. Queda libre el 30 de junio por decisión propia, pero su futuro destino anima el mercado futbolístico... y el bursátil. Las acciones de Puma han registrado la mayor cotización en seis meses, un hecho que coincide, casualmente, con el adiós de Klopp al Dortmund y el posible interés del Arsenal en contar con sus servicios.

Todas las piezas encajan. Klopp es imagen de Puma, y su libertad es un caramelo para los accionistas por el impacto mediático que tendrá en los meses venideros. Más, si cabe, si uno de los clubes interesados, el Arsenal, viste la ropa de la misma compañía. Los medios británicos han especulado con la llegada del entrenador al equipo gunner como sustituto del perpetuo Arsene Wenger. La entidad del Emirates niega todas las insinuaciones por el momento. 

Accionista del club

Puma también es proveedor del Dortmund y uno de los accionistas de la institución de Renania del Norte-Westfalia. La empresa de equipamiento posee el 5% de los bonos del club y, como tal, los inversores pueden ver en la salida de Klopp una buena oportunidad de expansión de la marca. Un nuevo técnico puede recuperar la ilusión, los éxitos deportivos y, por lo tanto, una mayor exposición de la camiseta con la marca del felino. Lo mismo ocurriría en el equipo londinense. Todos ganan. Hay optimismo a pesar del adiós del entrenador.

El crecimiento del precio de las acciones de Puma en el parqué coincidió en horario con el descalabro de los bonos del Dortmund, que recuperaron la cotización a medida que avanzó el día. La multinacional de equipamiento deportivo arrancó la sesión del miércoles a 187 euros. En apenas tres horas (12:00 horas), el valor de las participaciones superó los 193 euros. El mayor registro en los últimos seis meses.