Laporta condiciona la estrategia de los candidatos a la presidencia del Barça

stop

El abogado barcelonés sólo anunciará si presenta o no una candidatura cuando Bartomeu convoque las elecciones

Josep Maria Bartomeu, Joan Laporta y Agustí Benedito

12 de marzo de 2015 (00:00 CET)

Los candidatos y aspirantes a la presidencia del FC Barcelona esperan que el expresidente Joan Laporta mueva ficha. De momento, sólo Josep Maria Bartomeu, Agustí Benedito y Jordi Farré han anunciado públicamente que esperan ser elegidos presidentes del primer club deportivo de Cataluña en las próximas elecciones. También se espera a Toni Freixa y no se descarta algún 'tapado'. La aparición más esperada, sin embargo, es la de Laporta, abogado barcelonés que presidió la entidad entre 2003 y 2010 con buenos resultados deportivos y una gestión económica muy polémica que terminó en los tribunales de justicia.

Laporta, según todas las encuestas realizadas a los socios del Barça, es el gran favorito para ganar las elecciones. El expresidente contaría con un respaldo que oscilaría entre el 33,8 (encuesta hecha por Benedito el pasado noviembre) y el 51% (Catalunya Ràdio, el pasado domingo), pero sigue sin desvelar sus planes. Dice que lo hará cuando se convoquen, formalmente, las elecciones. De presentarse, sería el epicentro de los debates electorales y sus rivales destacan que "tiene muchos muertos en el armario", en referencia, entre otros turbios asuntos, a sus negocios con Uzbekistán y la trama de espionaje que marcó el final de su mandato como dirigente barcelonista.

Reunión con Mendes

El pasado, ensalzado por sus seguidores, es también el mayor problema para Laporta. La mayoría de sus antiguos directivos no le acompañará en una nueva aventura. Jaume Ferrer, el candidato que promovió en las elecciones de 2010, Alfons Godall y Albert Perrín, entre otros, se han distanciado del expresidente. Sí cuenta, en cambio, con la complicidad de Rafa Yuste, Xavi Bagués, Josep Ignaci Macià y, probablemente, Xavier Sala i Martín. También cuenta con Jordi Finestres, su jefe de comunicación, y hace unos meses se reunió con Jorge Mendes, el agente de futbolistas más poderoso para pedirle ayuda.

La presencia de Laporta en el proceso electoral garantiza unos debates más crispados. Para Bartomeu, por ejemplo, no es lo mismo tener al abogado barcelonés y a Benedito como grandes rivales que competir contra el segundo. El actual presidente, por ejemplo, podría recordar que el segundo candidato más votado en las elecciones de 2010 formó parte del Elefant Blau en el pasado y fue uno de sus colaboradores en sus primeros años como presidente del Barça. La estrategia de 'Barto' pasaría por intentar dividir el voto de sus rivales.

Discurso más centrado o más agresivo

Laporta también condiciona la estrategia de Benedito. De presentarse el abogado, el líder de la oposición se presentaría como "la tercera vía" y optaría por un discurso "más centrado", distanciándose de las tensiones entre las últimas juntas directivas del Barça. En cambio, su talante sería mucho más agresivo en una pugna con Bartomeu como principal rival. Su estrategia se centraría en atacar su obra de gobierno desde que sustituyó a Rosell en enero de 2014.

Freixa también prepara su estrategia electoral. Entró en el club de la mano de Alejandro Echevarría, entonces cuñado de Laporta, alcanzó notoriedad con Sandro Rosell y ha sido marginado por Bartomeu, tras cuestionar la política deportiva de la entidad.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad