La UEFA se queda con todo el dinero de la Champions de fútbol sala

stop

El Barça y el Kairat (Kazajistán) se juegan este domingo el cetro europeo en Lisboa

Javi Rodríguez y Paco Sedano celebran la UEFA Futsal Cup de 2012.

26 de abril de 2015 (00:37 CET)

Quizás por avaricia, quizás porque la competición no genera el dinero suficiente, la UEFA no reparte los beneficios que obtiene por la Champions League de fútbol sala. Al contrario de lo que pasa en la Copa de Europa de fútbol y en la Europa League, los clubes no reciben ni un duro por participar en el torneo. Ni siquiera por ganarlo.

El FC Barcelona, que se juega este domingo el título ante el AFC Kairat de Kazajistán, no obtendrá un euro si sale campeón. Algo que no sucede ni en la sección de baloncesto ni en la de balonmano, donde la Euroliga y la European Handball Federation si que recompensan a los participantes. Por ejemplo, el Maccabi Haifa se embolsó 250.000 euros por alzarse como el mejor equipo de Europa de básquet.

Los premios de la UEFA

Michel Platini recompensó el Real Madrid por obtener la pasada Champions con más de 57 millones de euros. El dinero se reparte entre los premios por superar rondas y los derechos televisivos. Algo que también existe en el fútbol sala, pues TV3 tiene los derechos de la competición internacional. El campeón de la Europa League, el Sevilla FC, ganó casi 15 millones por superar al Benfica en la final. Para el fútbol sala, nada.

Además, coincide que la de 2015 es la Final Four de los récords. El pasado viernes, 12.076 personas se juntaron en el MEO Arena para ver la semifinal entre el Barça y el Sporting de Lisboa, un rival con menor presupuesto. Sin embargo, el conjunto portugués obtuvo en la hinchada el auspicio para plantar cara al rival. "En mi carrera, nunca había visto nada igual", sentenció Wilde, el pívot azulgrana, tras superar por 5-3 al equipo verdiblanco.

La competencia con el Kairat

En la final de la Champions, el conjunto de Marc Carmona se encuentra en una situación a la que no está habituado: Económicamente, es inferior a su rival. Con un potencial económico similar (El Barça tiene un presupuesto de 5,5 millones), el Kairat tiene el beneficio de tributar solamente un 4% en concepto de salarios frente al 56% a pagar en España. Es decir, para remunerar los 300.000 euros anuales que percibe Batería, el Barcelona debe desembolsar 680.000 euros frente a los 312.000 que debería pagar el club kajazo.

Futbolistas como Igor, ex azulgrana, han visto incrementados sus ingresos en Kazajistán. Y desde el conjunto catalán aseguran que es imposible igualar los salarios ofrecidos en la Europa del este. Esta tarde, a las 18:30, los nuevos ricos del continente se enfrentarán a un conjunto dispuesto a lograr su tercer cetro europeo tras los conquistados en 2012 y 2014.