La UEFA se contradice y critica la dependencia del Chelsea de Gazprom

stop

El organismo europeo denuncia la excesiva aportación al club de Abramovich de la compañía de gas rusa, patrocinadora oficial de la Champions

22 de febrero de 2013 (20:13 CET)

Gazprom, el mayor extractor de gas natural de todo el mundo, se ha convertido en uno de los principales sustentos económicos de la UEFA. Patrocinador de la Champions desde el pasado mes de julio, aspira a una mayor cuota de poder en la máxima competición continental en tiempos de recesión económica. También es el mecenas principal del Chelsea, cuyo modelo económico combate, oficialmente, el máximo organismo europeo.

La compañía rusa más poderosa ha alcanzado gran notoriedad por sus acuerdos con la UEFA y tres clubes europeos con una gran dimensión global como el Zenit, el Schalke y, sobre todo, el Chelsea, actual campeón de Europa. También ha negociado, sin éxito, con el Bayern de Múnich y el Milan de Berlusconi, que quiso venderle el 30% de sus acciones.

Fichajes muy costosos

El pasado verano, las inversiones de Gazprom en el mundo del fútbol fueron muy elevadas. La compañía rusa sufragó gran parte de los 101 millones de euros que el club londinense invirtió en fichajes (Hazard, 40 millones, y Oscar, 30, fueron los más costosos); también aportó 95 millones de euros para que el Zenit contratara a Hulk y Witsel.

El modelo económico del Chelsea, sustentado en las aportaciones de Gazprom y Abramovich, ha sido denunciado por la UEFA en el último informe económico de 2012. Su presidente, Michel Platini, se ha posicionado en contra de que los clubes maquillen sus resultados económicos con las aportaciones de una empresa "influyente y poderosa". El dirigente francés citó al Chelsea, al Manchester City y al PSG como entidades que no cumplen las reglas del 'Fair Play' Financiero.

HTC sustituyó a Sony

Gazprom será uno de los patrocinadores oficiales de la Champions hasta 2015. Los otros espónsors de la UEFA son Heineken, UniCredit, Ford, PlayStation, MasterCard, Adidas y HTC, que sustituyó a Sony como proveedor de las tabletas oficiales del máximo organismo continental.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad