La UEFA pone contra las cuerdas el segundo proyecto del jeque del Málaga

stop

El club andaluz y el Atlético deberán saldar sus deudas antes de percibir las cuantías por participar en competiciones europeas

El presidente del CFCB, el belga Jean-Luc Dehaene

11 de septiembre de 2012 (12:51 CET)

El Comité de Control Financiero de Clubes de la UEFA (CFCB) ha congelado las cuentas de 23 clubes, entre los que se encuentran Málaga y Atlético de Madrid. Éstos deberán saldar sus deudas para poder percibir los ingresos que les corresponden por participar en competiciones europeas.

La UEFA se pone dura también en cuestiones económicas. El que no pague, no cobra. Así lo ha anunciado el organismo, concretamente a través del CFCB, presidido por Jean-Luc Dehaene. Los 23 implicados deberán saldar los pagos atrasados a empleados, clubes o autoridades tributarias hasta el 30 de septiembre si quieren ingresar el dinero de la UEFA y evitar sanciones mayores.

Problemas para los blanquiazlues

El CFCB –creado a finales de junio en sustitución del Panel de Control Financiero de Clubes de la UEFA— tiene como función principal "supervisar la aplicación del Sistema de Licencias de Clubes de la UEFA y el Reglamento Financiero del Fair Play". Asimismo, puede tomar medidas disciplinarias si lo considera oportuno, ya que cuenta con una cámara de instrucción y otra, de decisiones judiciales. En resumidas cuentas, el objetivo de este comité es procurar que todos los clubes que participen en competiciones europeas lo hagan dentro de sus posibilidades económicas.

El mayor problema llega para el jeque del Málaga. En un momento en el que el club andaluz pasa por dificultades económicas debido a la mala gestión de los ejecutivos, los directivos catarís habían confiado en la Champions el refuerzo de la plantilla tras las ventas de Cazorla y Rondón. De hecho, los blanquiazules deben ingresar, al menos, 2,1 millones de euros por haber disputado el play-off y un mínimo de 8,6 millones de euros por disputar la fase de grupos. En cuanto al Atlético, le pertenecen, por lo menos, 3 millones de euros por haber conquistado la Supercopa de Europa y 1,3 millones por disputar la fase de grupos de la Europa League. Ahora, este dinero tan necesario para ambos clubes depende del pago de las deudas.

Comunicados oficiales

En cuanto se ha conocido la noticia, tanto Málaga como Atlético han emitido sendos comunicados oficiales. Los andaluces han explicado que "hace mas de un mes comenzó un proceso de reestructuración interno para garantizar la futura viabilidad del Club, cuyo punto de partida fue hacer frente a los compromisos económicos adquiridos con anterioridad con sus propios recursos, equilibrando las partidas ingresos-gastos en búsqueda de cumplir con los parámetros del 'Fair Play' Financiero UEFA". Los blanquiazules aseguran que han "normalizado" la situación financera "con otros clubes, empleados y jugadores, y ha iniciado una negociación con Hacienda". Además, recuerdan que el aviso de la UEFA "es una medida cautelar, y no una sanción, que podrá ser levantada cuando se alcance un acuerdo con la Agencia Tributaria".

Por su parte, los rojiblancos han comunicado que en los últimos meses han presentado toda la documentación que se les ha requerido desde la UEFA, pero que "el organismo competente no ha emitido informe definitivo sobre la documentación aportada, aunque todo parece indicar que la resolución será absolutamente favorable".

Estos son los 23 clubes afectados:

FK Borac Banja Luka (BIH)
FK Sarajevo (BIH)
FK Željezničar (BIH)
PFC CSKA Sofia (BUL)
HNK Hajduk Split (CRO)
NK Osijek (CRO)
Club Atlético de Madrid (ESP)
Málaga CF (ESP)
Maccabi Netanya FC (ISR)
FK Shkendija 79 (MKD)
Floriana FC (MLT)
FK Budućnost Podgorica (MNE)
FK Rudar Pjevlja (MNE)
Ruch Chorzów (POL)
Sporting Clube de Portugal (POR)
FC Dinamo Bucureşti (ROU)
FC Rapid Bucureşti (ROU)
FC Vaslui (ROU)
FC Rubin Kazan (RUS)
FK Partizan (SRB)
FK Vojvodina (SRB)
Eskişehirspor (TUR)
Fenerbahçe SK (TUR)

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad