La UE defiende el fútbol en abierto

stop

El organismo europeo pide protección contra las plataformas de pago a sus estados miembros y se enfrenta a los intereses de la FIFA y la UEFA

Iniesta, durante la final de la Eurocopa de 2012 que España derrotó a Italia / Archivo

12 de diciembre de 2012 (17:44 CET)

La Unión Europea avala que todos sus estados miembros puedan prohibir la retransmisión de los grandes eventos futbolísticos por plataformas de pago, en contra de la opinión de la FIFA y la UEFA.

Niilo Jääskinen, abogado general del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE), ha pedido a todos sus estados que obliguen a emitir en abierto todos los partidos de la fase final del Mundial y de la Eurocopa por considerar que se trata de acontecimientos de "gran importancia" para la sociedad. Asimismo, ha propuesto que se rechace el recurso de la FIFA y la UEFA contra Bélgica y Reino Unido, cuyos gobiernos impidieron la retransmisión de los encuentros de ambas competiciones por plataformas de pago.

Derecho de propiedad

El abogado del TUE también propone que se rechace la alegación de la FIFA y la UEFA que sostiene que la limitación de la retransmisión de manera exclusiva de los acontecimientos deportivos que organiza vulnere su derecho de propiedad. "La medida en cuestión no representa una limitación del derecho de propiedad en el sentido de la Carta de los Derechos Fundamentales", asegura Jääskinen.

"En el caso de que estas competiciones sean consideradas por los estados miembros como acontecimientos de gran importancia para su sociedad, éstos pueden exigir que se retransmitan en una televisión de libre acceso para permitir que el público en general pueda seguirlas", recalca el abogado del TUE.

Las opiniones del abogado general no tiene carácter vinculante, pero el Tribunal las sigue en el 80% de los casos.

Mediaset pagó 60 millones por la Eurocopa 2012

En España, Mediaset compró los derechos de la Eurocopa 2012 por 60 millones de euros y retransmitió los 31 partidos que se disputaron en Polonia y Ucrania por Telecinco y Cuatro. El retorno publicitario, según admitieron fuentes de la plataforma, fue notablemente inferior, aunque sus audiencias se multiplicaron el pasado mes de junio. Dos años antes, Sogecable (PRISA) pagó 90 millones de euros por los derechos televisivos del Mundial de Suráfrica. Posteriormente, vendió un paquete con los partidos de la selección española a Telecinco para paliar una inversión muy deficitaria.

La resolución del TUE es un duro golpe para Mediapro, grupo de comunicación presidido por Jaume Roures, y PRISA, que podrían quedarse sin los derechos televisivos del Mundial de Brasil (2014). Fuentes de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), sin embargo, entienden que la sentencia avala una de sus tesis para solicitar al Gobierno la supresión de la obligación de ofrecer un partido en abierto en cada jornada de la Liga BBVA. La LFP sostiene que el fallo del TUE afecta sólo al Mundial y la Eurocopa, y no a las competiciones domésticas.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad