La UCI, denunciada por el doping de Lance Armstrong

stop

La marca deportiva SKINS asegura que el positivo del tejano ha dañado su negocio a nivel internacional

Pat McQuaid, presidente de la UCI | Cordon Press

05 de noviembre de 2012 (13:53 CET)

El cazador cazado. La marca deportiva SKINS ha denunciado a la Unión Ciclista Internacional (UCI) porque siente que su imagen ha quedado dañada a nivel internacional después del 'caso Armstrong'. Así, la casa de ropa le reclama algo más de 1,5 millones de euros. Tampoco se ha librado de la denuncia el presidente de la UCI, Pat McQuaid, y su antecesor en el cargo, Verbruggen.

"El escándalo de Lance Armstrong ha dañado al ciclismo mundial hasta el punto que es imposible reparar su reputación", ha dicho Jamie Fuller, el presidente de la empresa proveedora de la ropa de equipos como Rabobank, Europcar, Cycling Australia, BikeNZ, NetApp y del golfista Rory McIlroy, entre otros. Bonnard Lawson se encargará de la demanda contra la UCI, McQuaid y de Verbruggen por su ineptitud para controlar el doping. SKINS, sin embargo, jamás ha vestido a Lance Armstrong.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad