La tristeza de Ronaldo, mal ejemplo para la infancia

stop

La "rabieta" del deportista es un mal ejemplo para los niños que pueden encontrar en el enfado una forma de conseguir lo que quieren

"La influencia de los deportistas en los niños" | El Chupete

14 de septiembre de 2012 (12:07 CET)

A pesar de que Cristiano Ronaldo se pasa el día frente al espejo, tal y como ha dicho su ex compañero Wayne Rooney, el portugués es el ídolo en el que muchos niños –y no tan niños— se miran. Por eso, su tristeza como método para lograr sus propósitos es algo que podrían imitar los más pequeños. Lo que sus estrellas hacen, los niños lo imitan. Un mensaje que se trasmitió en la VII edición del Festival El Chupete y que algunos personajes públicos todavía no han asumido.

El de Madeira asegura que su único problema tiene que ver con el club, pero que no es monetario. Curiosamente, parece que le van a revisar y a mejorar el contrato en próximas fechas. Y todo ha ocurrido a raíz de su trsiteza. En este caso, el enfado del deportista puede provocar que los menores reciban un mensaje erróneo en el que entiendan que con una "pataleta" puedan conseguir lo que quieren.

Mala imagen

El madridista ingresa unos 10 millones anuales por contrato. Su tristeza se ha plasmado en sus celebraciones y en sus palabras y su malestar ha trascendido los campos de fútbol convirtiéndose en noticia. El mensaje que trasmite su reacción llega a desdibujar al deportista creando la imagen de un profesional orgulloso más preocupado por su nómina que por disfrutar con su trabajo, jugar al fútbol y alimentar el espectáculo en el que participa y con el que sueñan millones de niños.

Ronaldo no está trasmitiendo la imagen que de él se espera, un profesional de deporte y un ejemplo a seguir por millones de niños. Un nuevo escenario para recapacitar sobre el mensaje que los deportistas trasmiten a través de los medios de información y que el público infantil acaba recibiendo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad