La tregua con los entrenadores de baloncesto durará un año como mínimo

stop

La Generalitat abrirá el diálogo con los colectivos afectados, que podrían tener que gastar más de 1.000 euros en validar sus títulos

Joan Aguado, entrenador del CB Prat, dirige un partido con su camiseta de protesta | Joan Aguado

26 de noviembre de 2014 (00:00 CET)

La tregua con los entrenadores de baloncesto durará un año como mínimo. La Secretaria General de l'Esport de la Generalitat de Catalunya acordó este lunes una moratoria que aplaza indefinidamente los efectos sancionadores previstos por la Ley 3/2008, sobre el ejercicio de las profesiones deportivas. Sin embargo, no se apuntó cuanto tiempo duraría esta medida. Según ha podido saber Diario Gol, la tregua se alargará entre uno y dos años.

Según apuntan fuentes jurídicas próximas a la Generalitat, este tipo de acciones públicas se dilatan en el tiempo: "Hay que seguir un proceso administrativo y parlamentario. Antes de que acabe el año sabremos por cuanto tiempo se alargará la moratoria, pero teniendo en cuenta que hay mucho diálogo pendiente la aplicación de las sanciones se suspenderá entre uno y dos años, al menos".

Estas previsiones mejoran las que ofreció el presidente de la Federación Catalana de Baloncesto (FCBQ), Joan Fa, en declaraciones también concedidas a este diario: "No sabemos con exactitud cuanto tiempo durará pero probablemente un año. Seis meses como mínimo, porque se necesita tiempo para dialogar con los colectivos afectados y tratar de alcanzar un entendimiento".

Joan Fa: "El objetivo es validar los títulos a coste cero"

Otro de los asuntos que genera polémica es el coste que puede tener para los técnicos validar el título de entrenador que poseen. Hay más de 10.000 afectados y cada caso es singular, pero todos tendrían que cursar las asignaturas que no les permitan convalidar y superar un examen escrito. En el peor de los casos, los costes podrían ascender a más de 1.000 euros.

El presidente de la Catalana asegura que la FCBQ hará todo lo posible por conseguir que la validación de los títulos no cueste dinero: "Lo ideal sería que fuese a coste cero y nuestro objetivo es conseguir que así sea. Intentaremos modificar la ley, buscar la homologación de los títulos para que los entrenadores puedan seguir entrenando sin perder tiempo ni dinero".

"Yo asumí el compromiso electoral de solucionar este problema cuando fui elegido presidente en 2011. Estamos buscando soluciones imaginativas para resolverlo. De momento ya hemos logrado cosas. Querían que la enseñanza fuese presencial... y no será así. Pero hay que ser conscientes de que no podemos ganar 10-0. Con un 8-2 nos daríamos por satisfechos", sentencia Joan Fa.