La tesorera del Barça protagoniza otro escándalo a través de sus empresas

stop

El Grupo Essentium, presidido por Susana Monje, debe pagar nueve millones de euros a una compañía turca por incumplimiento contractual

Susana Monje asumirá la vicepresidencia económica del Barça si Bartomeu gana las elecciones

05 de abril de 2015 (13:14 CET)

Un nuevo escándalo salpica al Grupo Essentium, empresa del sector de la construcción presidida por Susana Monje, tesorera del FC Barcelona. La compañía deberá pagar 10 millones de dólares (9,1 millones de euros) a la firma Afkel de Turquía por incumplimiento de contrato en un proyecto conjunto en el país otomano.

La deuda viene de lejos. Un año, en concreto. Un tribunal de arbitraje suizo observó las malas prácticas de Essentium y condenó a la empresa a pagar la indemnización. Pero Murad Baltaci, uno de los propietarios de Afkel, denuncia que no sólo espera todavía el cobro de los 9,1 millones, sino que han emprendido una nueva demanda de arbitraje por 20 millones de euros y reclama a España bienes de la deudora, informa El Periódico.

Problemas de liquidez

Essentium entró en Turquía en 2008 a través de un socio local. Juntos obtuvieron licencias para construir siete centrales hidráulicas en la región y emprendieron la búsqueda de un nuevo socio local del sector energético: Afkel. Negociaron durante un año hasta que constituyeron una joint venture para desarrollar el proyecto, cuya inversión ascendía a 150 millones de euros.

No hubo ningún problema para conseguir la financiación bancaria, pero los socios se comprometieron a aportar capital. Essentium dio garantías extra: el 100% del sobrecoste del presupuesto corría a su cargo. Pero en el momento de los pagos, Afkel tuvo que avanzar el dinero ante los supuestos problemas de liquidez del grupo presido por Monje. Essentium sólo aportó 20 millones al proyecto y comenzó el arbitraje que se decidió a favor de la compañía turca. Afkel terminó la construcción y ahora reclama el sobrecoste sobre el presupuesto inicial.