La Super Bowl espera batir cifras de audiencia y de ingresos publicitarios

stop

El partido por excelencia de la NFL compite con el Barça-Madrid por ser el evento deportivo nacional más visto del mundo

Ray Lewis y Corey Graham de los Ravens intentan detener la carrera de Danny Woodhead, de los Patriots | EFE

22 de enero de 2013 (19:41 CET)

La 47ª edición de la Super Bowl se disputará el próximo domingo tres de febrero en Nueva Orleans. La final para decidir el mejor equipo de la NFL enfrentará al campeón de la Conferencia Nacional, los San Francisco 49ers, contra los Ravens de Baltimore, vencedores de la Conferencia Americana. Un duelo 'fratricida', ya que enfrentará a los hermanos John y Jim Harbaugh, entrenadores de los Ravens y los 49ers respectivamente.

Más allá del apasionante reto deportivo que se prevé en la ya denominada Harbaugh Bowl, el espectáculo mediático preparado apunta a romper barreras. Y es que el choque de titanes que se vivirá durante el próximo Super Sunday espera volver a superar los 100 millones de espectadores en Estados Unidos y rebasar los 300 millones en todo el mundo. Algo que solamente está al alcance del Barça-Real Madrid (cuya última estimación esperaba aglutinar unos 400 millones de espectadores en todo el mundo, pero se quedó corta según expuso el diario ABC) a nivel de evento deportivo entre equipos de ámbito nacional.

30 segundos a 3 millones de euros

En la edición de 2011, la Super Bowl batió su propio récord nacional con 111 millones de televidentes en Estados Unidos, que se vieron reducidos a 106 millones el año pasado (34% de la población estadounidense), en el partido entre los Giants y los Patriots. Los partidos de fútbol americano suelen durar entre dos y tres horas, pero la Super Bowl se alarga fácilmente hasta las cuatro horas de duración debido al mediático show business montado a su alrededor. Este evento deportivo es el espectáculo de más audiencia en EEUU, muy por delante de los Oscar o los Grammy.

Las expectativas de cara a la próxima edición son muy elevadas, se aspira a batir esos 111 millones. Es por ello que los 30 segundos de publicidad se pagarán a casi 3 millones de euros (3,8 millones de dólares) a la cadena CBS, encargada de su emisión. Inversión que podría superar los cuatro millones de euros debido a costes adicionales de filmación y producción, según se desprende de la publicación Forbes. Además, el 50% del tiempo comercial está vendido desde mayo de 2012.

Recaudación estimada

Muchas de las cerca de 70 compañías y marcas que han comprado su 'hueco' en la próxima Super Bowl aprovechan los días previos – véase los actuales – para adelantar sus anuncios con el mero reclamo de ser uno de los 'elegidos' para aparecer durante la mediática competición. Entre ellas estará Mercedes, que presentará en sociedad el Mercedes CLA a través de la modelo Kate Upton, después de pagar esos 3 millones por colocar su producto entre los descansos del partido. La previsión final es que gracias a esos 70 espacios publicitarios vendidos se recauden unos 200 millones de euros.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad