La ‘Roja' sostiene el prestigio de la marca España

stop

Los éxitos de la selección han llegado en los momentos más críticos para el país

17 de febrero de 2013 (12:17 CET)

La marca España, el signo distintivo del país, cae en picado. Los recientes éxitos de la Roja (2008, 2010, 2012) parecen ser los únicos que tienen un impacto positivo en la visión exterior de España, territorio siempre vinculado al sol, a la playa y a la cultura, y cada vez menos ligado a las inversiones, a las empresas y a la competitividad.

Dos de los últimos triunfos de la selección nacional de fútbol han coincidido con sendos momentos críticos para España. La Eurocopa de 2008 alivió la crisis inmobiliaria, mientras que la de 2012 ayudó a olvidar por unas horas el paro y las protestas. La Roja tuvo un peso de hasta el 40% en la imagen exterior de España tras la conquista de Ucrania, en junio, en las regiones de habla francesa y alemana.

Orgullo español

Asimismo, las Eurocopas (2008, 2012) y el Mundial (2010) han impulsado la marca España en las regiones de habla inglesa, llegando a tener un peso del 30% (en julio) tras el éxito de Kiev. Así lo miden los datos de la Universidad de Navarra y Brand Value Solutions.

Fernando Alonso, piloto de Ferrari, es el último embajador de la marca España, reconocimiento que otorga el Foro de Marcas Renombradas Española (FMRE). Junto a él, AVE, el actor Antonio Banderas y el cocinero José Andrés, entre otros, deberán llevar "con orgullo" el nombre de España y proyectar el prestigio de sus empresas, los profesionales y la capacidad de inversión. Severiano Ballesteros (2005), el Real Madrid (2007), Pau Gasol (2009), Rafa Nadal (2011) y la Roja (2011) recibieron esta distinción en el pasado en la categoría Deportes.

Vendedores nefastos

El deporte tuvo un peso medio del 14,5% en la imagen de España durante 2012, solo superado por el turismo (62,8%). No obstante, fuentes expertas aseguran que "no sabemos vender ni aprovechar el valor del deporte español fuera de nuestras fronteras". De hecho, la explotación apenas es del 1%.

Otras fuentes animan a todo el mundo a "potenciar" la marca España, donde "el deporte es el motor principal". Los líderes sociales ya existen, por lo que el siguiente paso debe ser maximizar el retorno de la inversión para que la operación tenga sentido.

España es la S de los países PIGS, en donde el deporte parece el único que puede aliviar el paro, los desahucios y la corrupción.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad