La 'Roja' más azulgrana conquista Panamá sin problemas

stop

España se embolsa 2,8 millones de euros y da un recital de fútbol comandado por Iniesta y rubricado por Pedro, el nuevo hombre-gol

Andrés Iniesta, Mata, Pedro, Villa y Juanfran celebran uno de los goles de España en Panamá | EFE

15 de noviembre de 2012 (00:56 CET)

10 horas y 30 minutos de ida. El mismo tiempo de vuelta, tan solo un día después. Todo para jugar un partido intrascendente ante Panamá, un país que los deportistas conocen más por su condición de paraíso fiscal que por su calidad futbolística, a años luz de la España de Vicente del Bosque, vigente campeona del mundo y de Europa. Eso sí, el partido se resolvió por un contundente 1-5 y comportó el ingreso de 2,8 millones de euros que son recibidos como agua de mayo por las arcas de la RFEF. 

Después de ser acogida con todos los honores, la 'Roja' saltó al césped del estadio Rommel Fernández (en honor al fallecido ex jugador de Tenerife, Valencia y Albacete), para dar un nuevo recital de fútbol sin rasgarse las vestiduras. Con seis jugadores del Barça (Valdés, Jordi Alba, Busquets, Iniesta, Villa y Pedro) en el once inicial, España volvió a emular el estilo de juego azulgrana y decidió el partido con tres goles en los primeros 45 minutos.

Iniesta dirige, Pedro fusila

Andrés Iniesta brilló con luz propia y ofreció su enésima exhibición de magia futbolística para conquistar Panamá. El manchego regaló el primer gol del partido a Pedro (m. 16) y el segundo a David Villa (m. 29), en una nueva jugada al filo de la línea de fondo que recordó mucho al gol que el propio Villa marcó en el Camp Nou contra el Celta este mes. El tercero volvió a ser obra de Pedro (m. 43), que ya se ha convertido en el hombre-gol de la selección española con siete goles en los últimos cinco compromisos internacionales.

La segunda mitad se convirtió en un mero pasatiempo. Del Bosque se limitó a mover el banquillo mientras los futbolistas dejaban pasar el tiempo. El choque no se animó hasta los minutos finales. Sergio Ramos marcó de falta el cuarto (m. 82) y el jugador del Athletic Club Markel Susaeta, que debutaba con España, completó la 'manita' (m. 84). Sin embargo, un penalti de Cesc, que entró en el segundo tiempo, posibilitó a Gabriel Gómez hacer el gol del honor para los locales (m. 87). El panameño batió de forma magistral a Iker Casillas, que había entrado por Valdés, con un lanzamiento al estilo Panenka que sorprendió al portero.

Colorín colorado

Panamá-España. Dos mundos antagónicos. Dos realidades distintas. Como era de esperar, la 'Roja' evidenció las diferencias con su rival que, pese a ello, disfrutó del espectáculo y del honor de jugar contra el mejor equipo del mundo. El gol de Gómez fue celebrado por los hinchas como una victoria, así que el cuento tuvo un final feliz para todos. Pero sobre todo para España: goleada, ningún jugador lesionado y dinero fácil. Un breve capítulo en la historia de la selección que pasa rápido a mejor vida. El sábado vuelve la Liga.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad