La RFEF invierte un millón de euros en el fútbol femenino

stop

Las chicas siguen sin contar con patrocinadores propios pese a disputar el Mundial el próximo verano

Las selección femenina antes de conseguir la clasificación para el Mundial

16 de noviembre de 2014 (22:55 CET)

El fútbol femenino español va siendo más visible gracias a la mejora de resultados de los últimos tiempos. España se encuentra en el grupo de países que cuentan con medios especializados en el tema. Este crecimiento no es gracias a la ayuda de la Federación: el máximo organismo del fútbol español destina un millón de euros al fútbol femenino.

Leve crecimiento

España ha subido de categoría en este sentido a nivel europeo. En la actualidad se encuentra en el mismo nivel que Austria, Finlandia y Holanda, entre otros. También ha crecido el número de jugadoras federadas. Este dato es significativo: en 2010, había 23.485 chicas, frente a las 27.609 de 2013, según datos de la UEFA.

El camino por recorrer todavía es largo. La selección femenina no cuenta con patrocinadores propios. Algunas de las marcas que patrocinan a los chicos, deciden extender su contrato, y hacerlo también con las chicas y algunas categorías inferiores. En el caso español, esas marcas son la aseguradora Pelayo, Movistar, e Iberdrola. La Federación recibe, sólo de estos tres colaboradores, 8,5 millones de euros. Una cifra muy superior al presupuesto total del fútbol femenino.

Mundial 2015

La selección femenina de fútbol está viviendo un momento dorado en lo deportivo. Las chicas de Ignacio Quereda se han clasificado, por primer vez en la historia, para un mundial. El próximo 6 de diciembre, las chicas conocerán sus rivales, a los que se enfrentarán en Canadá el próximo mes de junio.

Lo que para la selección masculina es algo normal, para las chicas es todo un hito. Muchas de ellas han tenido que emigrar para ganarse la vida con el fútbol, cosa que en España, a día de hoy, es difícil. El salario medio de una jugadora de Primera División ronda los 1.000 euros. Una cifra bajísima, teniendo en cuenta que la profesión de futbolista no dura para siempre.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad