La relación entre el Barça y la FIFA entra en fase diplomática

stop

El club, molesto con la prohibición de fichar, deja en manos del organismo mundial balompédico la mejora de los contactos

Albert Soler, director de relaciones institucionales del Barça

12 de enero de 2015 (23:31 CET)

Las relaciones entre el FC Barcelona y la FIFA entran en una nueva fase, diplomática. El club ha aprovechado la gala del Balón de Oro para trasladar su malestar al máximo organismo balompédico. Albert Soler, director de relaciones institucionales del Barça, ha tenido el primer acercamiento con el secretario general de la FIFA, Jerome Valcke. Los contactos institucionales entre las partes están rotos después de que la asociación internacional de federaciones prohibiera fichar al club blaugrana hasta 2016 por irregularidades en la contratación de menores extranjeros.

El encuentro entre Soler y Valckle en Zúrich ha servido para poco más que intercambiar posturas y tener un primer acercamiento. El Barcelona está dolido por lo que considera un castigo excesivo y seguirá trabajando en todos los escenarios posibles para reducir o suspender la pena. Hoy por hoy, la FIFA se muestra inflexible ante una posible amnistía.

El hombre elegido por Barto

El Barça y la FIFA, no obstante, seguirán trabajando en la línea ejecutiva. En los despachos del Camp Nou valoran de modo positivo que el organismo que preside Joseph Blatter haya reaccionado ante la postura del club. Las relaciones institucionales están rotas, como expresó el presidente, Josep Maria Bartomeu, y el mismo Blatter ha movido ficha para que Valcke y Soler tuvieran el acercamiento. El Barça ha ofrecido su versión y espera que la FIFA dé el siguiente paso.

Bartomeu, en este contexto, ha decidido quedarse en Barcelona en lugar de viajar a Zúrich para presenciar la gala y acompañar a sus jugadores. El presidente ha dejado la expedición azulgrana en manos de Soler, otrora contratado para mejorar las relaciones con la UEFA y la misma FIFA y limar asperezas. El fichaje del ex secretario de Estado para el Deporte y exdirector del Consejo Superior de Deportes fue una de las primeras decisiones de Barto para reformar la estructura del club. En los últimos tiempos, el máximo dirigente del Barça ha dado más poder a Soler con funciones en la parcela de comunicación, y en la deportiva, en sustitución de Andoni Zubizarreta.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad