La Real Sociedad se diverte a costa del Rayo (4-0)

stop

Carlos Vela guía al conjunto donostiarra a una de las goleadas de la jornada

David Navarro (Levante) le gana la partida por alto a Abel Aguilar (Deportivo) | EFE

17 de noviembre de 2012 (19:21 CET)

Real Sociedad, 4 - Rayo, 0

La Real evita problemas a costa de la endeblez defensiva del conjunto madrileño, el cuadro más goleado de la categoría. Comandado por un enorme Carlos Vela, el equipo donostiarra ha puesto tierra de por medio en dos minutos, los que tardó el mexicano en anotar su doblete (m. 31 y m. 33). En la segunda mitad, un centro del propio Vela terminó con el tercero, de Mikel González (m. 61) y cerró la goleada Chory Castro (m. 77).

Deportivo, 0 - Levante, 2

Tras cuatro jornadas sin ganar, el Levante retomó la senda de la victoria en Riazor. Martins y Barkero firmaron los tantos del conjunto de JIM, que se sitúa cuarto tras imponerse (0-2) a un Deportivo al que se le acumularon los problemas.

No se había cumplido ni el primer cuarto de hora de juego, cuando José Luis Oltra tuvo que improvisar una defensa de circunstancias tras las tempraneras lesiones de Marchena y Zé Castro. Martins, el mejor del partido, se sirvió de una falta de coordinación de la zaga blanquiazul para adelantar al once granota, que dio una lección de pragmatismo futbolístico. Bien armados atrás e infalibles a la contra, con el nigeriano sacando petróleo en los balones largos, los azulgrana cedieron la posesión del cuero a un Depor que no cejó en su empeño.

Los coruñeses tuvieron el empate en las botas de Riki, pero el delantero madrileño envió el balón a las nubes. Todo un presagio, puesto que lo peor aún estaba por llegar con la expulsión por doble amarilla de Aranzubia minutos después de que Oltra hubiese introducido su tercera sustitución. Con Alex Bergantiños bajo los palos durante más de 20 minutos, y una línea defensiva integrada por un único central y un tapón en la medular, el Levante no cambió su guión y sentenció el choque con un disparo medido desde la frontal, obra de Barkero, ante el que el circunstancial cancerbero herculino nada pudo hacer.

Getafe, 2 - Valladolid, 1

El Getafe se instala en la zona tranquila de la clasificación tras vencer al Valladolid en el Coliseum Alfonso Pérez. Óscar, en el minuto 44, adelantó al equipo de Djukic, pero los madrileños reaccionaron en la segunda parte. Alexis (minuto 73) y Lafita (m. 77) firmaron la remontada del Getafe.

El Valladolid perdió, pero su partido fue más que meritorio. El equipo pucelano jugó mejor que el Getafe, sobre todo en la primera parte, pero no supo aprovechar sus ocasiones de gol. Con un buen trato del balón, el Valladolid siempre quiso ser protagonista, pero no pudo contrarrestar los arreones locales en la segunda parte. Superior futbolísticamente, el cuadro de Djukic se quedó sin gasolina en la segunda parte, pero su inicio de temporada está siendo muy meritorio.

Celta, 1 - Mallorca, 1

Celta de Vigo y Mallorca firmaron tablas en Balaídos, un empate insatisfactorio que no palía las necesidades de ambos equipos. Los celtiñas se mostraron incapaces de manejar el encuentro y firmaron su peor actuación como locales desde su regreso a Primera, sacando de quicio a una afición que empieza a mostrar su descontento con Paco Herrera. El técnico celeste recibió una sonora pitada cuando decidió reemplazar al atrevido Iago Aspas, el mejor jugador vigués.

El Mallorca aprovechó un error defensivo del Celta para adelantarse por mediación de Hemed. El gol de los de Caparrós bloqueó aún más a los olívicos, que no reaccionaron hasta el segundo acto. Hemed tuvo en sus botas la sentencia, y del posible 0-2 se pasó al 1-1, obra del coreano Park a servicio de Aspas. Tras el empate, se sucedieron las oportunidades, sobre todo para el Mallorca, hasta que en los últimos minutos el Celta se adueñó el balón ante un rival que acabó conformándose con el empate.

Osasuna, 0 - Málaga, 0

Empate sin goles en el Reyno de Navarra. El Málaga ya no aguanta el ritmo que impuso a principio de temporada, y tras dos derrotas consecutivas en Liga se fue de Pamplona con un solo punto y sin acertar ni una vez en la portería que defendía Andrés Fernández. El choque, muy igualado, estuvo marcado por las polémicas decisiones arbitrales. A los dos minutos de partido el colegiado anuló un gol al 'rojillo' Kike Sola por un fuera de juego más que discutible. En el minuto 11 fue Joaquín el que acertó a mandar el balón a las mallas de Osasuna, pero el colegiado también anuló el tanto del malaguista. Al final, Osasuna estuvo más cerca de conseguir una victoria muy importante, pero Willy Caballero lo evitó con una gran actuación. El Málaga podría salir de los puestos de Champions si Betis o Levante ganan sus choques de esta jornada 12.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad