La psicología gana terreno en el deporte profesional

stop

El Barça lidera el cambio de tendencia e integra a un psicólogo en el cuerpo técnico por primera vez en la historia

Joaquín Valdés (izquierda) es el psicólogo que ha fichado Luis Enrique para el Barça

20 de septiembre de 2014 (19:30 CET)

El fútbol ha sido el último deporte en asumir que es tan importante entrenar las capacidades físicas como las mentales. El FC Barcelona ficha esta temporada a un psicólogo, el también asturiano Joaquín Valdés, hombre de confianza del técnico Luis Enrique. Hasta ahora, el Barça empleaba servicios externos de forma puntual. Con la incorporación de Valdés a la plantilla el objetivo es implantar un trabajo regular e integrado en cada entrenamiento.

Los deportistas de alto nivel precisan de preparación psicológica para resistir la presión de la competición, así como para afrontar el esfuerzo, a menudo sufrimiento, del entrenamiento diario. Además, situaciones excepcionales requieren tratamientos específicos. Por ejemplo, la terapia a la que asiste Luis Suárez para acabar con las ganas de morder.

'Coaching' no es lo mismo

Guardiola era un buen coach. Pero el 'coaching', un concepto muy de moda en el ámbito empresarial, no debe confundirse con la psicología. El coach acompaña al deportista, le ayuda a vehicular lo que ya sabe para que saque lo mejor de sí mismo. Un ejemplo es el vídeo con imágenes de la película 'Gladiator' que Pep puso a los jugadores del Barça antes de la final de la Champions de 2009, encargado especialmente a Santi Padró de TV3.

La estrategia del video motivacional se hizo famosa por el buen resultado que el Barça consiguió en el partido inmediato – ganó y se convirtió en campeón de Europa. Sin embargo, la rápida visibilidad y el marketing del coaching no deben conducir al error de menospreciar la psicología. La tarea del psicólogo deportivo busca el trabajo más en profundidad y a largo plazo.

Olimpismo vs deporte profesional

El alto rendimiento lleva años de ventaja al deporte profesional en la preparación psicológica. Los atletas olímpicos tiene adquirida la costumbre de ir a terapia sin necesidad de que padezcan un trastorno. El componente individual de muchas disciplinas olímpicas las hace más dadas a este hábito. No obstante, el trabajo en grupo no está reñida con la psicología. El FC Barcelona puede marcar diferencias esta misma temporada.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad