La Premier League vence por KO el combate por los derechos televisivos en EE.UU.

stop

Los problemas para sintonizar la Liga contrastan con la millonaria oferta de la NBC por la Premier

Cartel promocional del Barça-ManU de 2011 en Washington DC

09 de noviembre de 2012 (21:35 CET)

Ni Messi, ni Cristiano. La liga inglesa sigue siendo el mayor escaparate del fútbol mundial. Y qué mejor ejemplo que una plaza virgen como Estados Unidos, donde la comunidad hispanoparlante también tiene mucho que decir en términos de audiencia, y en la que la Premier League se ha marcado un último tanto en la eterna pugna entre las grandes ligas del mundo por la conquista del mercado global.

Con medias acumuladas superiores al medio millón de espectadores –repartidos en sus tres proveedores actuales Fox Soccer, ESPN2 y ESPN Deportes-, la Premiership fue la temporada pasada el campeonato más seguido por los aficionados norteamericanos, triplicando en audiencia a una Liga BBVA, que solo pudo competir en igualdad de condiciones en sus dos ‘clásicos', que llegaron a alcanzar los 770.000 televidentes.

Oferta millonaria de la NBC
De esta forma, y teniendo en cuenta además el aumento de la popularidad del ‘soccer' en todo el país –la Major League Soccer local ha pasado en los últimos diez años de los 2,2 millones de espectadores totales a superar los seis-, no es de extrañar que la liga inglesa se haya convertido en objeto de deseo de las principales cadenas estadounidenses.

A diferencia de la española, donde Mediapro y Prisa se reparten los derechos de los equipos, la Premier League es la propietaria en exclusiva de la retransmisión de sus encuentros. Finalmente, y después de una dura pugna, la división de deportes de la NBC, NBC Sports Network, se ha llevado el concurso y adquirido los derechos de la Premiership por los próximos tres años a razón de 62 a 67 millones de euros por temporada, cantidad que cuadriplica el último contrato firmado por Fox Soccer, que regentó los derechos del fútbol inglés durante las últimas dos décadas.

Problemas para ver a Messi y Cristiano
Desde este verano y gracias a una nueva maniobra maestra de Mediapro, los aficionados al Barça y el Real Madrid en EE.UU. tienen mucho más difícil seguir a sus respectivos clubes. Gracias a un acuerdo con Al Jazeera a razón de 20 millones de euros, el grupo que preside Jaume Roures ha creado un nuevo canal (beIN Sport) que, previo paso por Francia –donde también emite en exclusiva los partidos de la Liga, ha logrado desembarcar en el mercado estadounidense a través de su filial con sede en Miami, Imagina USA, y de su posterior asociación con Time Warner y Bright House Networks.

De esta forma, la aparición de beIN Sport ha supuesto un nuevo dolor de cabeza para los amantes del fútbol español, debido a que solo ocho millones de hogares en todo el país disponen de las plataformas a través de las cuales se sintonizan sus dos canales especializados, beIN 1 y beIN2. A pesar de seguir siendo los mejores del mundo, Messi y Cristiano lo tendrán más difícil que nunca para superar en términos de audiencia a las grandes estrellas de la Premiership.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad