La Premier League cobra por sacar a los niños al campo con los futbolistas

stop

Los aficionados denuncian esta práctica extendida porque excluye a los pequeños de las familias con menos recursos

Los niños del West Ham, los que más pagan por salir al campo con sus ídolos

22 de enero de 2015 (00:00 CET)

Escándalo en la Premier League. Más de la mitad de los clubes del campeonato británico cobra a los niños por salir al campo con los futbolistas antes de los partidos. Es uno de los servicios de los paquetes para aficionados que ofrecen los equipos. Esta práctica genera controversia porque excluye a los pequeños de las familias con menos recursos.

Once equipos de la Premier League venden paquetes que incluyen este servicio, además de balones firmados, alguna camiseta y fotografías. El West Ham es el club con el precio más elevado, con cantidades que oscilan entre 350 y 600 libras (460 y 780 euros), en función del partido, según desvela The Guardian.

Contadas excepciones

El QPR, el Swansea, el Tottenham, el Leicester City, el Crystal Palace, el Stoke City, el Burnley, el West Brom y el Hull City cobran entre 150 y 450 libras (200 y 600 euros al cambio) por estos paquetes. El Newcastle incluye este servicio en sus paquetes de hospitalidad, valorados entre 3.900 y 5.200 euros. Algunos de estos clubes, como el QPR, el Tottenham y el Newcastle, no obstante, ofrecen plazas gratis para que los niños acompañen a los futbolistas en determinados partidos y actos benéficos.

El mismo estudio desvela, finalmente, que hay nueve clubes que no ingresan nada por el hecho que los niños salgan al terreno de juego de las manos de sus ídolos. Estos son: Arsenal, Aston Villa, Chelsea, Manchester City, Manchester United, Everton, Liverpool, Southampon y Sunderland.

Aficionados indignados

El ministro de Deportes de la oposición, Clive Efford, entiende que los clubes expriman a las televisiones para obtener más ingresos, pero denuncian estas prácticas para con los niños. Kevin Miles, director ejecutivo de la Football Supporters' Federation, califica esta medida de "extorsión". Los aficionados de los clubes afectados denuncian que esta tasa excluye a los niños de las familias con menos recursos.