La Policía vigila a Pistorius las 24 horas para evitar que se suicide

stop

Los familiares y amigos del atleta creen en la inocencia del acusado

17 de febrero de 2013 (15:55 CET)

El atleta surafricano Oscar Pistorius, presunto asesino de su novia, Reeva Steenkamp, está desolado. La Policía de Suráfrica ha hallado un bate con sangre en su domicilio al tiempo que vigila al velocista durante las 24 horas del día para evitar un intento de suicidio. "Mi chica, he matado a mi chica. Que Dios se me lleve", dijo Pistorius, según palabras de su amigo Justin Divaris a medios locales.

El velocista paralímpico siempre duerme rodeado de armas de fuego y de sendos bates (de béisbol y de cricket). Precisamente este último utensilio puede esclarecer cómo murió la modelo, según explica el diario local City Press.

¿Un accidente?

Divaris, por su parte, ha asegurado que Pistorius le llamó "sobre las 3.55 horas, presa del pánico" y le confesó que había habido "un terrible accidente". Divaris intentó tranquilizarle, pero cuando llegó a la casa del atleta ésta ya estaba precintada por la Policía. Asimismo, ha trascendido que Pistorius trató de reanimar a Reeva "haciéndole el boca a boca".

Pistorius, en prisión preventiva desde el jueves y hasta el martes (día del juicio), es vigilado todo el día y, difícilmente, obtendrá la libertad bajo fianza. La Policía se opondrá a ello.

Lluvia de información

Por otro lado, City Press recoge unas palabras de la hermana de Pistorius, Aimee, en las que reconoce que el atleta la llamó, asustado, diciendo que "algo terrible había sucedido y que había confundido a Reeva con un ladrón", versión mantenida por Blade Runner pero desmentida por las autoridades.

El citado medio asegura, además, que "el padre de Pistorius recibió una llamada de su hijo sobre las 03.20, pidiéndole que fuera a su casa". No obstante, Katlego Morgale, portavoz de la Policía, negó haber filtrado este tipo de información a ningún medio. La familia de Oscar Pistorius negó "enérgicamente" que el corredor asesinara a su novia.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad