La Policía procede a la detención de los ultras del Frente Atlético que mataron a 'Jimmy' Romero

stop

Los autores del crimen cometido sobre el hincha radical de los Riazor Blues se juegan una pena de prisión de 10 a 20 años

Diario Gol

Fotografía que ilustra a un supuesto miembro de ideología fascista del Frente Atlético posando con un furgón de la Policía Nacional | Twitter
Fotografía que ilustra a un supuesto miembro de ideología fascista del Frente Atlético posando con un furgón de la Policía Nacional | Twitter

03 de diciembre de 2014 (22:21 CET)

El Cuerpo Nacional de Policía está procediendo a la detención de los autores de la muerte de Francisco Javier Romero Taboada, alias 'Jimmy'. Tras varios días de investigaciones, los agentes han identificado a todos los ultras del Frente Atlético implicados en la violenta reyerta. Ya han localizado a varios y algunos están en comisaría, según La Cope

Todavía no ha trascendido la identidad de los últimos detenidos, pero entre ellos podrían estar los supuestos autores del crimen. Los que apalizaron a 'Jimmy'. La Policía ha activado todos sus mecanismos para localizar el paradero de los responsables del mediático homicidio que se empezó a cometer el domingo por la mañana a orillas del Manzanares sobre el ultra radical de los Riazor Blues.

¿Homicidio o asesinato?

'Jimmy' falleció en el Hospital Clínico San Carlos, mientras los médicos de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) peleaban por mantenerlo con vida. La autopsia desveló que, pese a los síntomas de hipotermia que tenía el fallecido tras pasar sobre 15 minutos en el río, el motivo real de la muerte fue el traumatismo craneoencefálico que se le originó a raíz de los fuertes golpes que recibió en la cabeza. También le estalló el bazo.

Los ultras detenidos por el homicidio de Romero se juegan una pena de 10 a 15 años de prisión, que podría verse incrementada si la justicia estima que se produjo un asesinato. En tal caso, tendría que demostrarse que hubo ensañamiento, cosa que no se descarta. En este supuesto la pena de cárcel sería aún más elevada: entre 15 y 20 años.