La policía pone en libertad al aficionado del Joventut que exhibió una estelada

stop

El Àlex Molina fue detenido durante el partido en la cancha del CAI Zaragoza cuando sacó una bandera independentista

Aficionados del Joventut con una estelada| EFE

06 de octubre de 2014 (18:19 CET)

Un grupo de 60 aficionados del FIATC Joventut se desplazaron a Zaragoza para animar al equipo catalán. Àlex Molina, uno de los simpatizantes que animaba al equipo de Badalona, y además, sacó una bandera independentista. La Policia Nacional le pidió que recogiera la estelada por tapar la visibilidad al público y finalmente lo detuvo alegando desobediencia y resistencia a la autoridad. Moner ha sido puesto en libertad tras pasar la noche en el calabozo.

El incidente dista de estar aclarado. Fuentes de la Policía Nacional han declarado su versión de los hechos a EFE: un grupo de aficionados se puso en pie e increpó a la afición del Zaragoza; los agentes les pidieron calma y que se identificaran con la intención de imponerles una sanción administrativa de la ley del deporte. Sin embargo, siempre según fuentes policiales, el joven de 22 años se negó a mostrar la documentación e increpó a los cuerpos del orden.

Versiones contradictorias

Àlex Molina ha pasado a disposición judicial, y tras una noche en el calabozo, ha quedado en libertad en la mañana del lunes. El FIATC Joventut ha emitido un comunicado en el que pide se aclare lo sucedido con la máxima celeridad, y ha añadido que el club rechaza cualquier tipo de violencia y defiende la libertad de expresión.

Algunos aficionados del Joventut que acompañaban al detenido han contado otra versión de los hechos completamente distinta. Según estos testimonios del suceso, Moner habría acatado la autoridad en todo momento y en cambio los policías habrían usado la fuerza para reducir y esposar al chico. Además, no han tardado en emprender una campaña de apoyo en las redes sociales bajo la etiqueta #totssommolina.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad