La policía francesa arresta a Karabatic, entre otros, por presunto amaño de un partido de balonmano

stop

El mejor jugador del mundo se enfrenta a un castigo de hasta cinco años de prisión y 75.000 euros

Jugadores arrestados | L'Équipe

01 de octubre de 2012 (11:46 CET)

La policía francesa ha arrestado al mejor jugador del mundo de balonmano, Nikola Karabatic. Además, ha detenido a algunos compañeros de su equipo, el Montpellier, y del PSG. Las detenciones se han producido en el marco de las investigaciones por el presunto amaño de un partido durante la temporada pasada y que reportó 200.000 euros en apuestas a los implicados.

El campeón francés ha caído este fin de semana ante el nuevo PSG del jeque catarí (38-24). Al término de la jornada, la autoridad gala ha arrestado a varios jugadores y los ha interrogado en Nanterre, según informa 'L'équipe'. Entre ellos, a Luka y a Nikola Karabatic, actual campeón olímpico.

Doce interrogatorios


Además de los hermanos Karabatic, la policía ha interrogado a Mickaël Robin, Wissem Hmam, Dragan Gajic, Primoz Prost, jugadores del Montpellier, y a Mladen Bojinovic y Samuel Honrubia, del PSG. También han terminado en comisaría Yann Montiège, fisioterapeuta del campeón galo, y las parejas de los hermanos Karabatic y de Bojinov. De todos modos, la lista podría ascender a 17 presuntos implicados.

Todos ellos están siendo investigados por apostar a una derrota de su equipo, ya campeón, ante el Cesson-Sévingé durante la temporada pasada. La casa de apuestas puso en alerta a las autoridades después de observar sumas de dinero muy elevadas para lo que es habitual en este tipo de partidos. Rápidamente descubrieron que los apostantes eran los propios derrotados del choque, algunos jugadores del Montpellier y su entorno. El abogado de los Karabatic, Eric Dupond-Moretti, ha declarado que no es ilegal realizar apuestas.

Duras sanciones

Si se demuestra el fraude, los implicados podrían recibir un castigo de hasta cinco años de prisión y 75.000 euros. Si el delito fuera sólo deportivo, la sanción sería de 15.000 euros y seis partidos de suspensión.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad