La nueva casa de Iker Casillas y Sara Carbonero en La Finca

stop

La periodista ha sido la encargada de elegir el nuevo hogar de la familia

Sara Carbonero se niega a marcharse de Oporto | EFE

13 de noviembre de 2014 (11:00 CET)

Iker Casillas y Sara Carbonero cambian de residencia, pero no salen de La Finca. La pareja ha adquirido recientemente una vivienda con 800 metros de terreno, cinco dormitorios, seis baños, un aseo, un salón de juegos, dos salones, cocina y cuarto de servicio, todo repartido en cuatro plantas.

Según publica Vanitatis, el valor de la casa es de 2,5 millones de euros, y la encargada de elegirla ha sido Sara. Anteriormente, la vivienda perteneció a Lydia Bosch y Alberto Martín, encargado de diseñar toda la zona de vivendas, denominada La Blanca Paloma. Alberto y Lydia la pusieron en venta hace dos años, a causa de su tormentosa separación.

Sara e Iker sólo llevan dos años residiendo en La Finca. Anteriormente, vivían en Boadilla del Monte, en la casa que tenía el portero en dicha localidad. En la exclusiva urbanización cuentan con más vigilancia, ya que dispone de seguridad privada. Casillas y su familia seguirán siendo vecinos de compañeros de equipo como Sergio Ramos, Cristiano Ronaldo y Toni Kroos, entre otros.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad