La negociación del Barça con Sogecable, ¿paso previo al acuerdo con Telefónica?

stop

La directiva azulgrana consiguió una rebaja de siete millones de euros de la empresa posteriormente absorbida por el grupo de Alierta

Diario Gol

El ex director general del Barça, Antonio Rossich; el presidente de Telefónica, César Alierta, y el fundador de Mediapro, Jaume Roures | Diario Gol
El ex director general del Barça, Antonio Rossich; el presidente de Telefónica, César Alierta, y el fundador de Mediapro, Jaume Roures | Diario Gol

18 de febrero de 2015 (22:21 CET)

Un acuerdo clave en la carrera electoral a la presidencia del FC Barcelona será el contrato firmado entre el club y Telefónica para reemplazar a Mediapro como productora encargada de explotar los derechos audiovisuales del club. Acuerdo estratégico del Barça, con miras a ganar visibilidad en las pantallas del extranjero, ha generado controversia por la similitud de la oferta realizada por la empresa de Jaume Roures: 140 millones anuales.

Personas próximas al entorno de Joan Laporta, quizás influidas por las palabras del propio Roures –afirma que su oferta era mejor a la de Telefónica–, proponen una lectura distinta. Sogecable, empresa absorbida por Telefónica para competir con Mediapro en el mercado televisivo, perdonó una deuda de 7,6 millones de euros al Barça. Este acuerdo salió a la luz durante el juicio de la acción de responsabilidad. Lo reconoció el vicepresidente económico del club, Javier Faus, ante el juez de Primera Instancia.

'Regalito' para la próxima directiva

Hay quien piensa que esa quita de siete millones –la deuda total, atribuida a la gestión de Ferran Soriano en los inicios del mandato de Laporta, era de 37,8 millones de euros– fue el principio de un intercambio de favores. Las negociaciones entre Telefónica y el Grupo Prisa para la absorción de Sogecable ya estaban en marcha. Todavía falta luz sobre los motivos que han llevado al Barça a cambiar de bando. Sin embargo, muchos sugieren que Roures –de la cuerda de Cruyff, Guardiola y Laporta– era persona 'non grata' para la actual directiva.

Incluso, podría ser el primer 'regalito' a Laporta para el supuesto de que ganase las próximas elecciones del Barça. En la línea del nombramiento de Cruyff como presidente de honor poco antes de que Rosell ganase las elecciones. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad