La NBA pone en marcha un 'Replay Center' para revisar las jugadas dudosas

stop

El centro de repeticiones está dotado de más de 90 pantallas de la máxima calidad

Pau y Marc Gasol protagonizan el salto inicial del All Star 2015

29 de marzo de 2015 (21:02 CET)

La NBA ha empezado esta temporada con una novedad que puede marcar el devenir de la competición: la mejor liga de baloncesto del mundo cuenta con un Replay Center, dotado de la más avanzada tecnología. El objetivo de este centro es recoger todas y cada una de las acciones de un partido, para ofrecer a los árbitros repeticiones de las jugadas dudosas que puedan darse, y facilitar así su trabajo.

El proyecto tiene un coste económico de más de 13 millones de euros. Para hacerlo posible, no solamente ha debido montarse el Replay Center en sí, sino que los pabellones de todos los equipos de la NBA han tenido que dotarse de las tecnologías pertinentes para poder disponer de línea directa con el Replay Center.

Las oficinas del Replay Center se encuentran en Secaucus, Nueva Jersey. Desde allí, los más de 20 trabajadores que operan en una noche de partidos, están pendientes de los 94 monitores que emiten los encuentros en streaming. Una vez encontrado el ángulo en la que la duda del árbitro queda despejada, ésta se envía a la cancha correspondiente, para que el colegiado decida. Pese a la revisión, la última palabra siempre será la del árbitro de cada partido.

Rapidez

La clave para el buen funcionamiento de este sistema es la rapidez. Desde que un árbitro reclama la intervención del Replay Center, hasta que reciben las imágenes pasan solamente diez segundos.

Es importante que la revisión de la jugada no pare el juego, por lo que la decisión tomada desde el centro de repetición debe ser rápida. La media de tiempo empleado en tratar las imágenes, tomar una decisión y comunicarla al colegiado es, por el momento, de 47 segundos.

No todas las jugadas son revisables. La NBA ha establecido 15 supuestos en los que la intervención del Replay Center es lícita. Entre ellos están el revisar si una canasta ha sido anotada dentro del tiempo reglamentario, si debe sumar dos o tres puntos al marcador, y contar si el número de jugadores sobre la cancha es el establecido en las normas.

Tanta es la confianza del Replay Center en su buen hacer que no sólo envía las imágenes a los árbitros, sino que éstas se reproducen en las pantallas gigantes de los recintos. Así, la hinchada, siempre soberana, puede ver a la vez que los jueces la jugada polémica, y manifestar su opinión. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad