La Major League Soccer duplica los ingresos televisivos en el último año

stop

Crecen los aficionados americanos al fútbol aunque los partidos disputados en Europa todavía generan más expectación

Thierry Henry en un partido con los New York Red Bulls | Archivo

31 de enero de 2013 (20:52 CET)

El soccer cotiza al alza. El año 2012 ha sido el mejor para la Major League Soccer (MLS) estadounidense, que ha visto incrementada su inversión en televisión de forma exponencial: de los 2,5 millones de euros ingresados en 2011, a los 5,5 millones del año pasado. Un aumento de un 54,5%, según datos de Nielsen, que plasma el salto de calidad de la liga americana de fútbol y confirma el creciente interés de los aficionados por el ‘deporte rey' del viejo continente.

La exportación de jugadores exitosos del fútbol europeo a Estados Unidos ha tenido un papel vital en la metamorfosis que está sufriendo el soccer y que, cada vez más, se plasma en las audiencias. Pese a su reciente fichaje por el PSG, la llegada de David Beckham a Los Angeles Galaxy hace cinco años fue la mayor inyección de glamour para la MLS. Otros talentos como Thierry Henry, Rafa Márquez, Juninho, Robbie Keane o Carlo Cudicini han contribuido a incrementar la expectación de la liga estadounidense y, de paso, a incentivar la pasión por el fútbol a nivel mundial.

Partidos más vistos

Sin embargo, y pese al seguimiento in crescendo de la MLS, los partidos de fútbol más vistos en Estados Unidos siguen siendo los protagonizados en Europa, aunque las cifras se equiparan año a año. La final de la Eurocopa 2012 disputada entre España e Italia fue el partido de fútbol más visto en 2012, con una media de 4.068.000 espectadores. Casi al mismo nivel estuvo el encuentro amistoso entre Mexico y EEUU (0-1), que aglutinó a 3.986.000 personas frente al televisor.

Otro partido de grandes audiencias fue la final de la Champions de 2012 entre Bayern de Múnich y Chelsea (1-1), que en Estados Unidos estuvo seguida por 1,9 millones de televidentes. El EEUU-Brasil amistoso (4-1) que se jugó en mayo contó con 1,1 millones y la final de la MLS Cup, disputada entre Los Angeles Galaxy y el Dynamo de Houston (3-1), completó unos registros inferiores, con una media de 797.000 espectadores.

Otros públicos

Asimismo, la expectación generada por la MLS empieza a calar hondo entre los ciudadanos residentes en Estados Unidos de origen asiático y afroamericano. El caso más llamativo es el de los orientales, cuyo interés por la Copa de la MLS ha crecido en un 267% en los últimos tres años. Si en 2010 se acumuló una media de 39.000 televidentes asiáticos, en 2011 la cifra alcanzó los 62.000, mientras que en 2012 los números se han disparado, hasta llegar a la cifra de 143.000 espectadores.

En el caso de los afroamericanos la evolución es similar. El incremento en los últimos tres años ha sido de un 130% y en 2012 el cómputo medio de televidentes de origen afroamericano ha sido de 99.000 personas.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad