La lucha "sobrevivirá" pese a los recortes y a la decisión del COI

stop

La Federación de Luchas lamenta el último 'tijeretazo' del CSD y teme una situación precaria después de 2016

13 de febrero de 2013 (18:22 CET)

La lucha, deporte minoritario en España que cuenta con 177 federaciones afiliadas en todo el mundo, dejará de ser una modalidad olímpica después de los Juegos de Río 2016. La última decisión del Comité Olímpico Internacional (COI) hará peligrar su supervivencia dentro de nuestras fronteras. Por ahora, la Federación Española de Luchas Olímpicas espera una reducción de la subvención del Consejo Superior de Deportes del 40% para 2013, lo que sitúa la cifra recibida en 280.000 euros. "Nos cerrarán el grifo", expresa Javier Iglesias, director técnico de la Federación. Una situación dramática para un deporte sin profesionales. Sólo cobra Maider Unda, la única medallista española de la historia de la lucha en los Juegos (Londres 2012).

El director de comunicación del COI, Mark Adams, expresó que la lucha "se unirá a la lista de siete deportes que buscan ser incluidos en los Juegos de 2020 como disciplina adicional". La decisión final se tomará en septiembre, en Argentina. No obstante, Iglesias lamenta que la exclusión es "irrevocable". "Conmoción, sorpresa por parte de todo el mundo, gran revolución", comenta el director técnico a Diario Gol. "Sobreviviremos y vamos a luchar para que así sea", prosigue. Sin embargo, augura una situación desoladora que afectará a muchas familias vinculadas a esta modalidad olímpica.

Cambio de objetivo

Los Centros de Alto Rendimiento perderán sentido, desaparecerán los centros de entrenamiento y la situación afectará a muchas familias, argumenta Iglesias. "La lucha no creo que desaparezca porque es un deporte que existe desde que existe el hombre, pero disminuirá su popularidad y será más difícil de vender en los colegios", explica. "Los niños se entrenan con el objetivo de ser olímpicos... tendremos que cambiar los objetivos", sentencia. De todos modos, luchadores y federaciones de todo el mundo se están movilizando para presionar la decisión del COI.

Algunas filtraciones apuntan a que un miembro del Comité Ejecutivo ha defendido que sea la lucha la que salga del programa olímpico en lugar de otras modalidades. Las miradas se centran en Juan Antonio Samaranch, que vela por mantener el pentatlón, modalidad de la que es vicepresidente a nivel internacional.

Recortes

"La lucha está muy saneada", expone Javier Iglesias. Con 5.000 licencias a nivel nacional, la Federación cuenta con un presupuesto de un millón de euros. En 2012, el CSD aportó 466.000 euros del total, un 30% menos que en 2011. La previsión para 2013 es recibir 280.000 euros de las arcas públicas, pero "el futuro pinta negro", según la fuente de la Federación. Con los tijeretazos han prescindido del fisioterapeuta y del preparador físico del CAR, además de sufrir una reducción generalizada de sueldos. A partir de 2016, la aportación del CSD puede ser insignificante. Incluso hay modalidades no olímpicas que reciben más dinero del Estado, como el karate.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad