La judicialización del Barça amenaza a la junta directiva en la asamblea

stop

Los socios compromisarios deben aprobar las cuentas del club y el patrocinio de Intel y Beko

Sandro Rosell, en su comparecencia en la asamblea de compromisarios de 2013

17 de octubre de 2014 (19:32 CET)

La junta directiva del FC Barcelona tiene controlados los puntos del orden del día de la asamblea de socios compromisarios, que se celebrará en el Palau de Congressos de Catalunya. El club cerró la pasada temporada con un beneficio de 41 millones de euros y presentará un presupuesto de 539 millones para el curso actual, pero la judicialización del Barça amenaza la tranquilidad del actual órgano de gobierno.

El presidente del Barça, Josep Maria Bartomeu, dará explicaciones del caso Neymar y de la sanción de la FIFA que impedirá que el club pueda fichar hasta enero de 2016. Estos son los dos casos que más han desgastado a la entidad desde la anterior asamblea de compromisarios, presidida entonces por Sandro Rosell.

Neymar y FIFA

Bartomeu insistirá en que el Barça ha actuado "correctamente" en el fichaje de Neymar, cifrado en 57,1 millones por Rosell y 86,2 por el actual presidente cuando asumió el mando de la entidad. Actualmente, el club ya ha destinado 108,5 millones de euros en una operación que erosionó al expresidente. En el caso de la FIFA, el Barça no descarta una nueva moratoria del máximo organismo internacional.

El Barça, por otra parte, desactivó otro foco de tensión al firmar a favor del Derecho de Decidir de Cataluña. El laportismo y la plataforma 'Manifest Blaugrana' se habían mostrado muy críticos con Bartomeu y su núcleo duro por su voluntad de despolitizar al club.

Los números del club no deben ser objeto de gran debate en la asamblea. El Barça ha rebajado en unos 150 millones de euros la deuda neta desde 2010 (actualmente asciende a 287 millones de euros). Los socios compromisarios deberán aprobar los patrocinios de Intel y Beko, que aportan tres y 10 millones de euros anuales.

Qatar Airways y Nike

La junta directiva también está preparada para justificar el actual contrato de patrocinio con Qatar Airways, que aporta unos 30 millones de euros al club y que finaliza en 2016. El club todavía no ha decidido si renovará su alianza con la aerolínea catarí o firmará un nuevo acuerdo, pero quiere mejorar sensiblemente los actuales ingresos por este apartado y por su relación con Nike.

Jordi Cardoner, vicepresidente del área social, también ha expresado su preocupación por la asistencia. En 2010, 1.070 compromisarios acudieron a la primera asamblea de la era Rosell. En 2011, sólo 610 socios validaron la gestión de la cúpula del club. El club ha convocado a 5.047 socios, de los que 4.014 han sido escogidos por sorteo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad