La Generalitat paraliza el desmantelamiento de la Blume

stop

Un imprevisto con las oficinas que el Consell Català de l'Esport debía ocupar en Barcelona frena todo el proceso de mudanza

El gimnasta Joaquim Blume haciendo el ejercicio de 'el cristo' en las anillas| EFE

09 de octubre de 2014 (00:00 CET)

La Blume respira. El Centro de Tecnificación Deportiva de Esplugues de Llobregat obtiene una prórroga y, por el momento, no será desmantelada. No se trata de una rectificación de intenciones de la Generalitat, tan solo de un giro imprevisto en el plan de acción.

La estrategia consistía en dos maniobras paralelas: el instituto y las instalaciones deportivas se trasladarían –en parte, algunos deportistas y contados trabajadores– al Centro de Alto rendimiento (CAR) de Sant Cugat, y las oficinas del Consell Català de l'Esport (CCE) y de la Escola Català de l'Esport irían al centro de Barcelona. Pero la mudanza se ha complicado.

El estudio de viabilidad sigue sobre la mesa, pero se encuentra temporalmente paralizado. "Aunque la situación actual no ha variado –se lee en una nota del CCE a la que ha tenido acceso Diario Gol– en este momento estamos condicionados por circunstancias que nos impiden llevar a cabo el uso del edificio que debíamos ocupar en Barcelona, razón por la cual nos encontramos en un momento en el que no podemos avanzar más en el proceso". En consecuencia, ningún edificio del campus alterará su localización ni composición, aún.

9N en el horizonte

Más allá del imprevisto logístico que alude el citado documento, existen otras motivaciones de cariz político, según apuntan fuentes internas de la Blume. La pugna por la celebración de la consulta por la independencia el 9 de noviembre genera incertidumbre en toda la administración pública.

La posibilidad de un cambio de relaciones Catalunya- España no es lo único que preocupa, sino también unas eventuales elecciones autonómicas. La Blume depende exclusivamente de las subvenciones que reciba, y con cada nuevo ejecutivo han variado las prioridades a la hora de invertir. No obstante, se desconoce en qué sentido afectaría cada posible nuevo escenario.

Prórroga indefinida

La paralización del cierre de las instalaciones de la Blume ha sido comunicada de forma escueta a los trabajadores, sin establecer un nuevo plazo. Sin embargo, la prórroga podría extenderse un curso más, según las fuentes consultadas por este diario. Lo que sí espera todo el personal que trabaja para este centro es que se respete el calendario académico del Instituto – que en la mayor parte de ocasiones coincide con la temporada deportiva – pese a que los presupuestos se aprueben de año en año natural.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad