La Fundación del Valencia CF pasa la pelota a Bankia y a la Generalitat

stop

El mayor accionista del club de Mestalla asegura que "no puede pagar" los intereses del préstamo que recibió de la entidad en 2009

El presidente del Valencia, Manuel Llorente | EFE

18 de enero de 2013 (00:56 CET)

La Fundación Valencia Club de Fútbol, mayor accionista del equipo blanco, ha ratificado tras la celebración de la junta extraordinaria de este jueves que "no puede pagar" a Bankia los 5,6 millones de euros correspondientes a los intereses del préstamo que obtuvo en 2009, con aval del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF).

La Fundación pasa por su peor momento. Con las manos atadas y sin ninguna alternativa a la vista, la Fundación deja su futuro "en manos de Bankia y de la Generalitat". Además, en estos momentos e incertidumbre, el presidente de la institución, Társilo Piles, ha anunciado su decisión de dejar el cargo.

Abandono

Piles ha trasladado al patronato que el próximo 14 de febrero presentará su cese como presidente de la Fundación y ha subrayado que se debe a a"una decisión personal". El capitán abandona el barco en medio de una de las situaciones más complicadas que ha vivido la Fundación en sus tres años al frente de la institución.

El pasado viernes, la Fundación ya admitió que tenía muchas dificultades para abonar el dinero a Bankia, aunque aseguró que continuaban estudiando posibles soluciones y que tenían que "contrastar una información para ver si una solución que estaba sobre la mesa es viable o no".

En manos de Bankia

El pago de los intereses vencía en agosto, pero se prorrogó hasta final de noviembre y, después, ambas partes se dieron de plazo hasta el 31 de enero para encontrar una solución. La pelota está ahora en el tejado de Bankia. La entidad tendrá que decidir si se queda con las acciones de la Fundación – y pasa a ser el mayor accionsita-- u opta por ejecutar el aval del Instituto Valenciano de Finanzas.

La tesorería de la Generalitat también atraviesa un momento delicado y el vicepresidente y portavoz del Consell, José Císcar, ya avanzaba la semana pasada que la Generalitat "no tiene ninguna intención de intervenir en la vida interna y funcionamiento del Valencia, ni de ninguna otra entidad deportiva".

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad