La foto más terrible de Shakira revoluciona Instagram 

stop

La transformación radical de la pareja de Gerard Piqué

La última imagen íntima de Shakira que revoluciona las redes sociales

22 de diciembre de 2016 (13:31 CET)

Cambio radical. A sus 39 años, Shakira es una de las mujeres más envidiadas a nivel internacional. Tanto por su carrera profesional como por su físico, la colombiana es muy popular en el mundo entero.

De hecho, la de Barranquilla lleva más de 20 años en el mundo de la música y del espectáculo. Los flashes la persiguen allá donde va, por lo que es una artista que brilla con luz propia delante y detrás del escenario.

Desde que a los 14 años diera sus primeros pasos como cantante, Shakira ha ido escalando a pasos agigantados. Tan es así que desde hace varios años está situada en lo más alto y nadie le para.

Con la canción de la Bicicleta, la colombiana fue escuchada durante todo el verano, aunque su último éxito aún ha sido más impactante. Junto a Maluma, 'Shaki' ha publicado Chantaje, un hit que ha batido récords en reproducciones por YouTube. Todo lo que toca la pareja de Gerard Piqué se hace de oro.

Transformación total

Aun así, no solo destaca por su rasgada y peculiar voz, sino que la de Barranquilla también es popular por ser una de las mujeres más deseadas físicamente. Su cuerpazo de infarto, con unas caderas más que reconocidas, le ha acompañado a lo largo de los años de éxitos.

Sin embargo, cierto es que el cambio de Shakira ha sido espectacular. No solamente ha dado un paso al frente en sus cualidades como artista, sino que la de Barranquilla también ha ido introduciendo grandes cambios en su look paulatinamente.

Solo hace falta echarle un ojo a las fotografías, que corren por las redes sociales como la pólvora, para darse cuenta del cambio.  Su pelo, su cuerpo, su piel, su rostro; 'Shaki' ha cuidado hasta el último detalle.

El resultado es claro: con 39 años y dos hijos, la colombiana se conserva a la perfección, manteniendo todo en su sitio y una apariencia que deslumbra. La transformación ha sido total, aunque no es oro todo lo que reluce.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad