La Fórmula 1 aprieta el calendario para reducir costes

stop

El Mundial de 2016 empezará en abril y Ecclestone proyecta un calendario con menos esperas entre dos carreras

Imagen del Circuit de Catalunya

29 de abril de 2015 (19:50 CET)

La Fórmula 1 se reinventa. Se adapta a los nuevos tiempos y a las exigencias del mercado. El Mundial de 2016 comenzará tres semanas más tarde que en 2015 y las carreras se concentrarán en ocho meses para reducir los costes de los equipos y minimizar la ausencia, por motivos económicos, del Gran Premio de Alemania.

Bernie Ecclestone, el gran jefe de la Fórmula 1, potencia los mercados emergentes en su negocio, pero contempla con preocupación los problemas económicos que afectan a los grandes circuitos europeos. Esta temporada, nueve de las 21 carreras se disputan en Europa, que ha incorporado a Rusia y Austria en el calendario.

En 2016, no habrá Gran Premio de Alemania y dentro de un año termina el actual convenio con el Gran Premio de España. Las negociaciones con el Circuit de Barcelona-Catalunya para prorrogar el contrato evolucionan favorablemente, pero a un ritmo muy lento. El canon del próximo año para el circuito de Montmeló es de unos 25 millones de euros. "Algunos circuitos pagan el doble o el triple que nosotros", aseguran en el Circuit de Barcelona-Catalunya.

Australia, primera cita

La Fórmula 1 tendrá, en principio, una carrera menos. El Mundial comenzará el 3 de abril en Melbourne y Ecclestone quiere reducir las esperas entre dos grandes premios para rebajar los elevados costes que comportan los almacenamientos de material para los equipos participantes.

La última carrera de 2015 se ha celebrado el 19 de abril en Bahrein y la siguiente se correrá el 10 de mayo en Barcelona. Es decir, tres semanas después. El calendario de 2015 contempla una separación de cuatro semanas entre el Gran Premio de Hungría (26 de julio) y el de Bélgica (23 de agosto). Ecclestone comprimirá más el calendario. Otra medida más para hacer más sostenible un negocio que también se ha resentido de la crisis.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad